Agustín Castro: Eleskritor que no se calla

0

El domingo 20 a las 19:30 hs el abogado, periodista y escritor de nuestra ciudad Agustín Castro -conocido por su blog que abrió en 2010 como “Eleskritor”-, presentó su primer libro titulado La voz de los callados, bajo la Editorial Dunken,en el Cruce del Arte. El evento fue interdisciplinario y muy artístico, con la participación de otros dos escritores locales: su madre Lilian Siri, y su amigo Marcos Tabossi, quienes hicieron críticas y comentarios muy elocuentes a dicho libro. Hubo una interesante dinámica de interacción con el público, donde el autor respondió preguntas y se explayó sobre su profunda visión del mundo.

A través de su pluma filosa como una daga, el autor busca ajusticiar este mundo cruel que habitamos, haciendo de su mensaje la fragante flor nueva que despierta los sentidos y el intelecto de aquellos que se dan cuenta que algo funciona mal en este sistema -así como en los anteriores-: el dualismo entre clases, los ricos y los desposeídos. En este libro, Eleskritor tomará el rol de portavoz de este último grupo, aquellos que como también dijo Marx “nada tienen ya que perder” y a quién Castro llama los callados, “los que tienen pocos recursos, los que están marginados, los censurados que también tienen algo que decir”; Agustín será quien podrá “reflexionar de lo que no se quiere hablar” y logrará sacar a la luz todo lo que se intenta ocultar, ante los ojos de todos los que prefieren mirar para otro lado, para no hacerse cargo de la realidad.

La presentación comenzó con proyecciones de la película V de Venganza, para ilustrar la crítica a las ideologías históricamente instaladas en la sociedad, algo que también hace Castro en su libro con un tono directo, sincero y sin tapujos. Luego de un intervalo musical, su amigo Marcos Tabossi hizo un análisis sobre las peculiaridades del libro, poniendo énfasis en el estilo transgresor del autor, que además juega con los tipos de palabras, e ingloba ideas diversas en relatos de una o dos carillas sobre diversos temas. También leyó el texto “Catalina: una revolución”, donde Castro habla del amor que le genera su hija como una fuerza poderosa que revoluciona su vida, enlazando fuertes críticas a la desigualdad social. Su madre Lilian Siri hizo una crítica literaria de muy alto vuelo con varias metáforas sobre la escritura del autor, refiriéndose a la obra de aquél como una puerta abierta que invita a ver eso que duele o molesta, eso que tendemos a negar.

A pedido de Agustín, el “Chori” Perruolo fue invitado a tocar su tema propio “Los Mosqueteros”, dedicado a la ciudad, y el Eskritor se sumó a cantar algunas estrofas, donde evidenció sus otras facetas artísticas, algo de lo que hizo mención al hablar del arte en general. “La escritura me salvó la vida, como la música… Hay personas acá que me salvaron la vida… Y ahora puedo escribir este libro, hacer música…; eso es la vida, son pequeñas cosas que hacen grande a un ser humano; ustedes –al público- me hacen grande…” concluyó emocionado, al hablar de su vida.

Y sobre el procreso del libro, comentó: “Venía escribiendo hace muchísimo tiempo: antes de armar el blog, yo tenía manuscritos y llenaba cuadernos… Era como una necesidad que tenía de contar o de expresar cualquier cosa, era como una catarsis volcada a esos cuadernos América. Yo nací con angustia, preguntándome cosas, de chico me alejaba del tumulto, era un tipo raro, introvertido, callado, pero muy observador. Cuando estudié comunicación empecé a leer cada vez más y a encontrar gente que pensaba como yo”.

Para cerrar, Agustín Castro leyó uno de sus textos centrales donde ataca fuertemente la forma de imponer los mandatos en la sociedad, al decir que “El miedo gobierna más que un ejército”. El autor logró salir de su cascarón, de su propia mente, “yo me considero un callado también, salvo cuando hago arte”, para materializar en un libro los pensamientos y sentires de su más propio sí mismo, un sujeto con mirada que penetra la esencia humana. Este es el comienzo de una prometedora carrera de escritor. Adelantó que ya está trabajando una novela, en la que aparecen personajes mercedinos con nombre y apellido.

En el quinto texto del libro, titulado “La necesariedad del artista” Eleskritor enuncia ciertas afirmaciones sobre lo que él considera un artista, y que pueden señalar el objetivo de su libro La voz de los callados, y de su forma de escribir, a saber: “El artista no es razonable. Transige lo intransigible. Penetra lo impenetrable. Atraviesa, molesta, incomoda lo estático porque mueve, transforma, conmueve. Eso lo hace único y esencialmente artista.” Así Agustín Castro dispara con su tinta indeleble contra aquello cristalizado por el Estado y las instituciones, para dejar en evidencia la fisura irreparable que constituye nuestro sistema, y hablar por los que no tienen la posibilidad de elevar la voz del reclamo, el grito ante la injusticia que oprime.

Por Agustin Iribarne

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre