Alerta entre trabajadores en el Correo tras intervención

0

“Estamos expectantes” sostuvo el dirigente de Foecyt Raúl Alfonsín. Explicó que lo ocurrido los encuentra con tranquilidad a partir que es un problema “que viene de arrastre”. En cuanto a los sueldos esperan por la puesta en marcha de la clausula gatillo acordada.

El Correo Argentino vuelve a estar en el centro de la escena. Situaciones de intervención y de causas que avanzan en la Justicia se definen por estos días. En el medio la empresa, y principalmente los trabajadores.

Consultado el Secretario General de Foecyt Mercedes sobre lo ocurrido la pasada semana, respondió: “Nosotros estamos expectantes para ver qué puede suceder porque se habla de una intervención dentro del Directorio, así que vamos a ver qué es lo que pasa de ahora en más”.

De todas maneras agregó que  “hasta ahora estamos tranquilos teniendo en cuenta que este es un problema que viene de arrastre. Esto surgió cuando era ministro de Comunicación Oscar Aguad, que cuando quiso archivar esa causa sobre el dinero que se debía en el Correo, la Justicia lo rechazó y ahora lo vuelve a poner en marcha”.

Pese a que la medida fue adoptada el martes, recién en la tarde del miércoles se conoció la decisión de la jueza del fuero Comercial Marta Cirulli de intervenir parcialmente la empresa Correo Argentino SA, propiedad de la familia Macri. La empresa mantiene una controversia judicial desde hace más de una década por una deuda millonaria con el Estado.

La intervención judicial, según la jueza Cirulli, se justificó en las “reiteradas” maniobras dilatorias y de ocultamiento de información de la empresa de parte de los representantes legales de Correo Argentino.

La fiscal Gabriela Boquín fue quien en 2017 denunció que el Gobierno nacional se disponía a condonar una deuda que el Estado reclamaba a Correo Argentino SA en concepto de cánones impagos. La fiscal había pedido el apartamiento de los administradores y síndicos de la empresa.

La decisión de la jueza Cirulli establece la designación de un funcionario judicial para que “co-administre” la empresa Correo Argentino junto a los síndicos. En la resolución, la jueza habla de “reprochable ocultamiento de un pasivo postconcursal impensable”.

El co-administrador designado por la Justicia deberá presentar informes “cada 30 días”. La juez Cirulli también acusó a los responsables de la empresa por “renuencia informativa”.

Según publicó el diario La Nación, desde el Grupo Socma se informó que habrá “colaboración con la Justicia”.

La intervención judicial ocurrió casi en simultáneo con la elevación del expediente concursal a la Corte Suprema por razones de “gravedad institucional” de parte de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial. El máximo tribunal de Justicia deberá resolver si toma cartas en el asunto o devuelve el expediente al fuero Comercial. El conflicto entre el Estado y la empresa deviene de 2001.

El Grupo Macri fue concesionario del correo estatal, entre 1997 y 2003. El Estado le reclamó cánones impagos desde 2001, por 296 millones de dólares. En ese año, la empresa entró en concurso de acreedores.

En junio de 2016, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial convocó a una audiencia para que la empresa y acreedores llegaran a un acuerdo. Los representantes del Estado aceptaron el plan de pagos de la empresa: 15 cuotas anuales a pagar desde 2017.

Actualidad

Sobre la actualidad del Correo Argentino, Alfonsín explicó que “no escapa a la realidad de todos, la paritaria si bien había sido buena, con este problema de desvalorización quedamos atrás todos y tenemos una clausula gatillo para fin de año que vamos a hacer respetar y así equiparar las cosas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre