El futuro de la Catedral marcha “sobre ruedas” por la donación de un privado

0

El Padre Juan Carlos Bouzou convocó a una conferencia de prensa donde admitió que los pedidos de ayuda para reparar el templo no tuvieron eco por parte de los Gobierno de Nación y Provincia. Una concesionaria donó una camioneta y realizarían una rifa para comenzar las obras.

El párroco de la Basílica Catedral confía en la Providencia, término que en la Biblia representa acciones de Dios en socorro de los hombres. Y es que precisamente el monumento nacional que es el templo, ha sufrido un gran deterioro y las soluciones no se han encontrado en las puertas o escritorios estatales que se golpearon. Funcionarios de diferentes estamentos gubernamentales admiten los inconvenientes que tiene la iglesia pero aseguran que no hay recursos para las soluciones que se buscan. Afortunadamente una empresa dedicada a la venta de automóviles, que ni siquiera es de Mercedes, ha donado una pick up cabina simple 0 Km, que tiene un valor aproximado en el mercado de unos 20 mil dólares. No será este el dinero necesario para todas las obras, pero se planifica la organización de una rifa como suelen hacer los Bomberos o el hospital, por mencionar algunas instituciones, para suplir la ausencia del Estado en muchos de esos casos. El Padre Juan Carlos Bouzou convocó a mediados de semana a una conferencia de prensa donde reiteró su preocupación por el estado del templo, “me parece bueno tenerlos al tanto de cómo viene esto, hice lo que pude en la medida que me dan las posibilidades, hablo en temas de gestión”, expresó el sacerdote. En la continuidad de su relato a la prensa detalló que la empresa Dorfler que alguna vez trabajó en la basílica, realizó un relevamiento del estado de la cubierta, pasaron ingenieros y arquitectos de Nación y Provincia a observar el estado de las paredes, techos y hasta la cripta. “Se hizo un amplio estudio, entonces me dirigí a Monumentos Nacionales, me dirigí a la Provincia, estuve reunido con la gobernadora, en los dos campos, tanto Nación como Provincia me han manifestado que en este momento no hay plata… entonces bueno nosotros vamos a ir para adelante, hay que ir detrás de lo posible no de lo imposible”, aseguró. El párroco añadió que no podía quedarse de brazos cruzados “mientras los techos se vienen abajo, entonces elegimos seguir gestionando… pero elegimos ir detrás de lo privado y después sumar, si es que pueden ayudarnos”. La ayuda de Monumentos Nacionales fue ponerlos en contacto con la empresa Car One, la que realizó la donación del vehículo con la que se organizará una rifa.

Primer paso

“Para mí es una puerta que se me abre, la Catedral se ha terminado de construir con la generosidad de Unzué, que ha dispuesto su yegua Ocurrencia, para que lo que gane en el hipódromo con eso se terminara la Catedral… entonces haciendo ese paralelismo, hoy la Providencia de Dios permite una vez más una ocurrencia pero ya no de cuatro patas sino de cuatro ruedas”, manifestó ante la risa de los presentes. Para el sacerdote la ayuda privada es una bendición de Dios, “para los que me conocen saben que a mí no me gusta el signo peso, para mí la plata no existe en el plan de Dios, claro que es necesaria… pero siempre apunto a esto, Providencia de Dios… Es una oportunidad para dar un primer paso, no entra en mi cabeza cerrar las puertas del templo, que no se pueda entrar más… No”. El Padre Juan Carlos consideró que vender la camioneta a un particular sería lo más fácil, “pero no alimentaría la adrenalina del sentido de pertenencia, que tu aporte sea en sentido que esto es mío… un estilo de rifa como los Bomberos, y después gestionar algunos premios más chicos con otros comercios. Esa es la idea que tengo, ojalá pudiéramos largar la rifa para las Patronales que son el 24 se septiembre”, concluyó.  

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre