Cardiovascular: pedirán que se investigue si hubo fraude en venta de inmueble

0

El Dr. Fabián Díaz, quien representa a varios de los trabajadores despedidos confirmó que este lunes harán una presentación en el Juzgado ya que encuentran irregularidades en el traspaso que en su momento se hizo del edificio. Además también pedirán que se investiga la presentación de dos de los ex socios quienes se presentaron como acreedores y reclaman unos  2 millones de pesos.

La decisión del Dr. Illanes en dictar la quiebra del ex Centro Cardiovascular Mercedes tuvo nuevos avances en los últimos días. El Dr. Fabián Díaz, quien asesora y representa a varios de los ex trabajadores despedidos confirmó a nuestro medio que esta semana realizarán una presentación a los fines que la justicia investigue si existió fraude en la venta del inmueble de Avenida 17. A la par de ello, el abogado también marcó preocupación y será motivo de queja, que dentro de los acreedores de la quiebra estén incorporados al menos dos de los socios propietarios de la firma.

Si bien no pudo ser confirmado, sobre esto último, trascendió que al momento habría unos 5 millones de pesos para poder ser repartidos entre quienes reclamaron, con la novedad que 2 de esos millones son reclamamos por los ex socios propietarios.

En el diálogo con el Dr. Díaz sobre el dictado de la quiebra sostuvo: “La Cámara le hizo lugar a la apelación que había realizado el apoderado del Centro Cardiovascular, donde alegó hechos nuevos y así en definitiva se hizo lugar a ese pedido de quiebra rechazado previamente… a partir de esto en la continuidad de la causa, la mayoría de los ex empleados han sido denunciados como acreedores de la quiebra, con los créditos, en muchos casos que nosotros hemos pedido en los juicios laborales e iniciado, y algunos otros con un monto inferior…”.

Confirmó Díaz que el síndico que había sido designado en primera instancia rechazó el cargo, por lo que en su lugar fue designada otra persona. “Se está moviendo con bastante celeridad el tema de la quiebra” destacó el abogado, haciendo hincapié también en la decisión del juez en no permitir que los socios – propietarios del ex centro de salud puedan salir del país.

En cuanto a lo que viene, y como hecho importante, Díaz precisó: “Este lunes estamos haciendo una presentación a la quiebra en carácter de acreedores y de ex trabajadores denunciando las irregularidades que se han producido al traspasar el inmueble, para que en el caso que su Señoría lo considere pertinente se eleven las actuaciones para ser investigada por la Justicia penal”.

Ante la pregunta sobre si entendía que existían irregularidades en esa situación, respondió de manera contundente: “Muchísimas, al punto total que la firma adquirente del inmueble está compuesta por gente relacionada con el Centro; fue creada en el mismo mes o mes anterior a la adquisición del inmueble, se hizo un levantamiento de un embargo que pesaba sobre el inmueble en un juicio de AFIP, y acto seguido se hizo esa venta entre gallos y medianoche, desconociendo cuál fue el origen de los fondos que se utilizaron para  esa compra, si existieron de verdad. A nuestro entender, podría existir  la figura de un fraude penal, una defraudación y un vaciamiento de empresa”.

Sobre si esa situación podría generar algún tipo de cambio en la causa, Díaz indicó que “la quiebra ya está decretada, lo único que podría llegar a cambiar sería la posibilidad de cobrar sus créditos, no solo los trabajadores sino también el Estado nacional, de lo que se le debe, o provincial y hasta municipal”.

Tiempos

En cuanto a la continuidad de la causa, una vez que el síndico acepte el cargo y verifique los créditos, se deberá solicitar un pronto pago  sobre los fondos que existen. “En estos momentos, al haberse incorporado como trabajadores a ex socios del Cardiovascular se reduce de manera importante el monto disponible. Estamos hablando que son poco más de 5 millones los que hay, y entre los dos socios que figuran se suman más de 2 millones de pesos”.

En relación a esta aparición en materia de acreedores de ex socios de la firma que tenía a cargo el manejo del centro de salud, fue motivo de sorpresa para los trabajadores y para su representante. “La verdad me sorprendió muchísimo y es motivo también de un pedido  de investigación a ver si la figura de socio – empleado efectivamente siempre estuvo presente desde el inicio de la existencia del Cardiovascular o es un acto preparado a los efectos de hacer disminuir la garantía que tienen los trabajadores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre