Accidentes en la ciudad: “es una preocupación que se mantiene”

0

Así lo catalogó la subsecretaria de Seguridad y Control Urbano Clara Zunino. Precisó que con datos aportados por el hospital se pudieron mejorar las estadísticas. En promedio, se registran más de tres accidentes por día.

Aunque en la ciudad la política en materia de control de tránsito ha ido acentuándose, los índices que marcan las estadísticas siguen siendo materia de preocupación. La colocación de reductores de velocidad, la obligación en el uso del casco y las constantes charlas en establecimientos educativos son algunas de las herramientas que desarrolla la actual gestión municipal.

En el diálogo con uno de nuestros cronistas, la actual subsecretaria de Seguridad y Control Urbano, Dra. Clara Zunino manifestó que hay que seguir insistiendo con la toma de conciencia. “La realidad es que es una preocupación que se sostiene e incluso es algo que nos afecta no como ciudad sino que nos afecta como país. Los índices van aumentando mes a mes, un informe del mes pasado nos marca que no es nada alentador, porque comparado con el 2018 ha crecido. Nosotros tenemos por el Observatorio de Seguridad un promedio de 2,7 accidentes por día, y contrastado con la cifra que nos envió el hospital, desde este ámbito se marcó un promedio de 103 accidentes mensuales”, sostuvo la funcionaria.

De acuerdo a los dichos de la Dra. Zunino, en el tema estadísticas venían manteniendo falta de información por parte del hospital, y a partir de un nexo con el Concejo Deliberante se pudo lograr conseguir este aporte, que no solo significa tener una fría cifra, sino a través de la misma poder seguir desarrollando una mejor política en cuanto al tema tránsito. “Obviamente que esto preocupa, aunque se puede decir que en la mayoría de los accidentes, son sin lesiones mayores, de todas formas preocupa porque no se genera conciencia y es difícil poder cambiar lo que llamamos la cultura vial”, indicaron.

Para el área de Seguridad y Control Urbano, se trata de llevar adelante un trabajo a largo plazo, ya que es imposible poder cambiar la realidad de un día para otro. “Las políticas públicas se han ido reviendo, uno ve cuando una cuestión no funciona y hay que seguir revisándola, por eso el año pasado convocamos a toda la sociedad civil a firmar el compromiso y ver desde qué lugar podíamos seguir aportando distintas cuestiones” enfatizaron desde la cartera municipal.

Las estadísticas marcan que en la mayoría de los accidentes tiene el protagonismo de motociclistas. “Los números marcan que los accidentes están encabezados por involucramientos moto – auto, y en segundo lugar moto – moto” sostuvo la Dra. Zunino.

Los ejes en que se basa el actual plan de seguridad vial del municipio apuestan a la educación y de allí que se realizan de manera constante charlas en establecimientos educativos a los fines de concientizar a los jóvenes sobre la importancia de la cultura vial. “Un eje es la educación vial, hoy estamos llegando a todas las escuelas; hace tres años tenemos un plan sostenido, brindado íntegramente por el municipio, llegando a más de 3 mil jóvenes… también está el control, por eso generamos nuevas herramientas con tablets, para que los inspectores puedan tener mejor información. Hoy hay en infraestructura una mayor demarcación, colocación de reductores, y otros elementos que se van agregando en la vía pública, sin dejar de recordar el tema de las cámaras de seguridad, las cuales pueden ser utilizadas –mediante ordenanza – para hacer controles e infracciones”.

“Moto colectivo”

Uno de los inconvenientes y preocupación más frecuente que se ve en materia de tránsito tiene que ver con las salidas de colegios donde muchos padres convierten a sus motos en una suerte de vehículo de transporte múltiple, con toda la peligrosidad que ello trae consigo. En ese sentido, la Dra. Zunino refirió que “eso pasa por un problema social, no solamente de control. Allí tenemos que garantizar el transporte público, claramente si uno no garantiza eso luego no tiene legitimidad para controlar, pero también es un problema de educación vial y de concientización. Sacarle la moto a la mamá o el papá en ese momento quizás solucione algo, pero al otro día la cuestión sigue estando y nosotros generamos por un lado el programa Camino Escolar Seguro, se analiza la situación de qué manera se puede instruir a la importancia de acceder al transporte público y concretan los diferentes controles”.          

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre