Marcelo Mansilla: “Confié en la palabra y me traicionaron”

0

Muy molesto y dolido por actitudes de pares del Club Estudiantes donde se había charlado una cosa y se actuó en contario, menoscabando todo su reciente accionar más su dilatada trayectoria en la institución.

El protagonista de esta historia prefirió que sea por nuestro medio que se conozca lo sucedido y como lo dejaron de lado sin importar la palabra o conversado de por medio. “A raíz de un llamado de gente, que vio un deterioro en el club, me convocaron, yo en el 2018 no trabajé en el club, por situaciones inverosímiles, soy del club hace 23 años, primero como padre y después de todas las funciones que te puedas imaginar, marcar la cancha, cobrar entradas, ser delegado en la liga. A raíz de esa propuesta que me hicieron unas cuantas personas, decidí encabezar un proyecto para tratar de buscar una renovación en la institución, empecé a trabajar en ello, y me encontré con una, yo la llamo chicana, no se me da el acceso al padrón, con argumentos absurdos, no poder entrar porque hay una clave, etc, ante la reiteración de la negación, decido por iniciativa propia, reviso el estatuto, y me encuentro con que el socio nuevo tendría que tener una antigüedad de 6 meses para llegar a una hipotética asamblea, para tener voz y voto, porque lo que se buscaba era un cambio, una elección limpia, trasparente y democrática como corresponde. En 30dias encontré gran aceptación de la gente, logré juntar 3 generaciones jóvenes padres y abuelos, en 30 días conseguí unos 100 cifra me parece demasiado importante, un 60 % del padrón activo.

Evidentemente todo esto causó resquemor en la actual comisión directiva y continuaron las chicanas, con algunas traiciones.. etc. El día 1/10/18 me salta una deuda personal, que saldé de inmediato, se reúne la comisión directiva y por mayoría, que serían 4 contra 2 se opta rechazar por sobre cerrado los socios presentados por mí. Ante ello me acerco a la sede del club con un escribano y 15 personas más en busca de respuesta, la comisión directiva no se hace presente, el escribano se anuncia ante la secretaria, nadie se hace presente de CD a responder el cuestionario del escribano, tiene un llamado el señor secretario diciendo que no se iban a hacer presentes en esa reunión y que el rechazo de los socios eran “por cuestiones internas y decisiones políticas”, eran 48 fichas más (nos las exhibió) con su pago y la secretaria se negó a aceptarlos y a algunos de ellos incluso le hablaron mal de mí.

Cuando se produce todo esto y mis declaraciones periodísticas, un integrante de la CD entabla un diálogo con una persona de mi confianza “en son de paz”, entonces se acuerda el 19 de noviembre se establece un diálogo entre estas dos personas y se llega  a un acuerdo de palabra, trabajar todos juntos para el club, se llega a un acuerdo para ir a una lista única, donde yo sería el presidente y una persona para trabajar de cada lado, se me comunica esa información que eso estaba prácticamente arreglado de palabra, y a partir de ahí por ahí en forma apresurada y apelando a  mi ingenuidad empecé a trabajar en el club, mientras tanto el día de la asamblea se autoproclamaron y se burlaron de mi, rechazando las solicitudes de socios y mi gran proyecto por el Club.

Esta situación llevó a este dolor que siento en este momento porque parece que se actuó de mala fe, se podría haber actuado de otra forma, llamarme por teléfono, decirme Marcelo mirá esto no es viable por cualquier cosa, pero yo confié en la palabra y me traicionaron.

Había conseguido algunos beneficios para todas las disciplinas, botiquines, osea todas esas iniciativas estaban adelantadas hasta que ahora se pincharon. El último semestre de 2018 del club estudiantes, esto lo quiero puntualizar porque  poca gente lo sabe y se puede prestar a que por ahí hay una imagen y que no es tal sobre algunas situaciones. El último semestre en lo futbolístico fue crítico, en este sentido, hubo problemas para terminar de pagar la cuota social de la liga mercedina, hubo problema para conformar los planteles de primera y reserva, hubo problemas de que los futbolistas no tenían en que viajar…

Con respecto a mi situación personal, si bien sigo siendo socio del club, estoy evaluando algunas situaciones que las voy a discutir con mi consciencia más que nada, a mí me dolió mucho todo esto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre