El Municipio detectó una obstrucción en un caño cloacal en la calle 11 entre 30 y 32. “El problema fue más grave de lo que esperábamos”, confió a este medio un allegado a la comuna. Trabajadores municipales intentaron solucionarlo de manera inmediata, pero el tapón que se produjo fue muy grande. Por ese motivo, irremediablemente, se debió romper parte del pavimento y avanzar con una obra más fina y precisa. “Se encontró una obstrucción en la red cloacal… la misma la pudimos localizar mediante al trabajo que se realiza con los camiones desobstructores en toda la ciudad, ya que al llegar al lugar y ver que no descomprimía es donde confirmamos que existía un tapón”, dijo Matías Dematei. El jefe de Gabinete señaló que “estos tapones son en gran parte, debido a que muchas veces, vecinos de la ciudad arrojan a la red cloacal distintos elementos que indefectiblemente ocasionan estos problemas… cuando el camión desobstructor no logra resolver el problema debemos romper la cinta asfáltica para poder hacerlo”. Por ese motivo, Matías Dematei sostuvo “pedimos desde el Municipio que los vecinos colaboren, ya que es una problemática que afecta a toda la ciudad” sumado “que las napas están muy altas dado que se vienen produciendo lluvias muy abundantes, lo cual le infiere a la planta depuradora un mayor trabajo”. Por otro lado aprovechó para comunicar, “vamos a realizar dos obras muy importantes en la ciudad, en cuanto a esta temática. Por un lado, el empalme del pozo de la calle 14 y 103 y el pozo ubicado en calle 26 que se conectarán al colector cloacal sur, lo que descomprimirá los afluentes que se direccionan hacia la zona del centro de la ciudad. De esta manera, irán directamente a la planta depuradora por este colector independiente”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre