El municipio decidió encarar una importante tarea en materia de asfalto. La idea es que las Escuelas 3 y 30 tengan una mejor accesibilidad. La obra contempla una inversión en desagües pluviales.

Desde días atrás, la zona oeste de la ciudad viene mostrando el comienzo y avance de una importante obra en materia de pavimentación y desagües pluviales. Luego de un estudio encarado por las autoridades municipales se decidió comenzar la pavimentación de las calles 16 y 55, hecho que beneficiará a los vecinos de varios barrios.

La pasada semana, el propio Intendente Municipal, Dr. Juan Ignacio Ustarroz, recorrió la importante obra pluvial y asfaltado de 1.200 metros que se está efectuando desde calle 16 y 55 y dijo “toda esta zona ha crecido de manera exponencial lo que produce ciertos problemas viales y pluviales, por ese motivo, con estas obras permitimos solucionar esta problemática y sumamos mayor calidad de vida a los vecinos”. Desde el municipio agregaron que estos trabajos benefician a los barrios Amistad, H. Irigoyen y Malvinas.

Asimismo, el Dr. Ustarroz indicó “esto para la gente representa realmente un gran avance, no solamente para el frentista, sino para toda la ciudad”.

El conjunto de obras que conlleva asfalto, desagüe pluvial y cloacas beneficia además a dos instituciones educativas: Escuela 3 (Avenida 47 y 16) y Escuela 30 (Calle 55 y 14).

Consultado por la importancia de la obra, el intendente expresó “este trabajo nos permitirá favorecer a dos escuelas, además de descomprimir la calle 10 que hoy tiene muchísimo tránsito” y agregó “también se pensó en la cuestión pluvial. Estos son barrios que ante la lluvia sufren diferentes problemas, por este motivo, este desagüe pluvial permitirá un excelente escurrimiento del agua y ayudará a que los vecinos tengan un mejor ingreso y egreso a sus hogares”.

En el diálogo con la prensa, Ustarroz manifestó que  “las inversiones que conllevan estas obras son muy importantes – se hacen con recursos propios – con el esfuerzo de todo el pueblo de Mercedes” y remarcó “cuando comenzábamos el año decíamos que la moratoria sirve y contribuye para seguir haciendo obras y así lo estamos demostrando”.

 

Recursos propios

Conjuntamente, el jefe comunal destacó “el municipio tiene buena capacidad de pago, por ese motivo encuentra buenos precios”.

Es importante destacar que en cada licitación de obra que se hace para la ciudad se exige por contrato – si la empresa no es mercedina – que parte de la mano de obra contratada sea local.

Desde la empresa constructora dieron especificaciones de los trabajos que vienen realizando “esta obra constituye dos cuadras dobles, con un cantero central pequeño – unos 80 cm de diámetro – y por debajo del mismo, pasará un pluvial de un metro de diámetro que correrá de calle 55 a 53, donde depositará en el canal a cielo abierto”.

Además, adelantaron “está previsto terminar el anillo asfáltico, que iría de calle 47 hasta 55, donde ya está hecho el cordón cuneta”.

En nuestra ciudad se han pavimentado más de 50 cuadras y colocado piedras en más de 120 calles en las últimas semanas. Además de tosca, zanjeo y limpieza urbana, sabiendo que es una necesidad importante el cuidado de caminos y accesos.

Por su parte, el hoy titular de la cartera de Obras Públicas Matías Dematei también se refirió a esta obra indicando que “lo que priorizamos es el ingreso a las escuelas, de allí de hacer este pavimento de la calle 16, desde 47 a 51, luego hay un tramo ya pavimentado; posteriormente vamos a ir por la 16 ancha hasta la 55, y ésta para llegar a la 10”.

De acuerdo a lo manifestado por Dematei un tramo de esta obra conlleva la construcción de un boulevard para que la calle sea doble mano pero con mayor seguridad.

“El acceso a escuelas para nosotros es prioridad” destacó el funcionario municipal, a la vez que hay una intención en poder llegar con pavimento hasta el Centro Integrador Comunitario y así poder cerrar un importante circuito en materia de asfaltado.