“Cansada… indignada… podrida… etc.. otra vez la misma historia… otra vez se la agarran con mi movilidad para ir a trabajar!! Ya no somos dueños de dejar el auto en la puerta de nuestras casas, que más tengo q esperar” narró una vecina de nuestra ciudad, quien al levantarse el sábado por la mañana se encontró con que desconocidos habían producido importantes daños en su vehículo, estacionado en el frente de la vivienda, ubicada en 28 y 37.

La vecina agregó que vive a una cuadra de la comisaría y  se preguntó si nunca se veía nada. “La verdad q me duele el alma no recibir una respuesta a esto… es la cuarta vez q me pasa”, agregó.