Se trata de una construcción de estilo arquitectónico Neocolonial, cuyo propietario supo ser también el reconocido escribano Robles. El núcleo original de esta residencia, habría sido construido en los primeros años del siglo XX.

Desde la Comisión Municipal del Patrimonio Cultural y Natural (CUNA) de la ciudad de Mercedes, en base a un importante relevamiento que se realizó en el año 2002 con el propósito de contribuir para acrecentar y profundizar el conocimiento del patrimonio histórico local, continúan con la difusión sobre la historia y datos de interés de las fachadas de la ciudad. En esta oportunidad la descripción tiene que ver con la casa conocida “por la morada del Dr. Ortiz y luego supo ser propiedad del escribano Robles, ubicada en la calle 25 entre 12 y 14”, informaron. A modo de introducción histórica, según ese relevamiento al que se hacía referencia sobre distintos edificios arquitectónicos patrimoniales de la ciudad, el mismo resalta que “la arquitectura de nuestras ciudades fue, en especial a partir de la segunda mitad del siglo XIX, una arquitectura de fachada. Era sobre esta epidermis urbana que se depositaban los más variados ropajes de estilo, generalmente vehículos de pompa y figuración, de exaltación de la individualidad y de reafirmación personal, tanto del profesional como de la posición social del comitente”. Sobre la casa a la que se refieren, el documento realizado por profesionales destaca que es “un caso que se verifica con particular contundencia en Mercedes en la adaptación estética y funcional de la casa de patios, una tipología utilizada desde los tipos del dominio hispano, para responder a las nuevas exigencias de confort y europeización de usos y costumbres que comenzó a difundirse en las últimas décadas del siglo XIX”. Asimismo explican, que sobre la construcción específicamente se menciona que “el núcleo original de esta última residencia, habría sido construido en los primeros años del siglo XX, y la transformación que le otorgó su aspecto actual fue realizada en el año 1927, merced a una “reforma a viejo” encargada por el propietario, Dr. Ortiz, al arquitecto José Marín o Bustos Fernández”. En cuanto a la última remodelación efectuada, se subraya en el trabajo realizado, que la misma “imprimió a la casa su sabor hispano colonial, con coloridas mayólicas en el zaguán de acceso, rejería de hierro ricamente trabajado, carpintería  de madera maciza con marcos integrados, portal flanqueado por medias columnas salomónicas” resaltando además que “sobre los dinteles de las puertas se han dispuesto motivos decorativos afrancesados en sobrerrelieve, con cabezas femeninas, lazos, guimaldas y flores”. Agrega CUNA que “por sus características estéticas y tipológicas, esta vivienda constituye un destacado ejemplo de arquitectura residencial en Mercedes, que merece ser preservado”, concluyen. Cabe destacar que el relevamiento en mención fue realizado bajo el apoyo del programa Corporativo “Community Found” de Dupont  y coordinado por el equipo de inventario compuesto por los arquitectos  Juan C. Doratti, Jorge D. Tartarini, Celina B. Noya y Dora Castañe.

Finalidad

Desde la Comisión Municipal del Patrimonio CUNA de Mercedes, reafirman que la finalidad y el objetivo de estas notas, junto a varias actividades, es promover la concientización sobre los bienes patrimoniales que cuenta la ciudad, junto a la necesidad de protegerlos y preservarlos. Asimismo el presidente de CUNA, Arq. Miguel Brady, recordó que se encuentran “abiertos y a disposición, por todos nuestros canales de comunicación, a todos aquellos interesados en conocer y asesorarse sobre posibles propiedades que puedan contar con características de interés patrimonial, histórico y/o cultural, a los fines de acompañar en lo que sea necesario dentro de nuestras posibilidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre