El pasado lunes la plaza San Martín “volvió a teñirse de verde” a partir de la convocatoria que se realizó desde el PDT y la AMM exigiendo el tratamiento del proyecto de ley de la Campaña nacional por el aborto legal en Argentina, “que lleva más de 8 meses cajoneado y sin tratamiento”, razón por la cual podía llegar a perder estado parlamentario. “Con carteles, pancartas y tambores hicimos presente el reclamo en nuestra ciudad a través de una radio abierta que cerró con un pañuelazo”, comentaron desde las organizaciones convocantes. “El proyecto presentado por la Campaña en mayo del año pasado (que supera en sus alcances a la media sanción de 2018, eliminando por ejemplo toda referencia a la objeción de conciencia, incluida la individual, está a punto de perder estado parlamentario. Formalmente eso ocurrirá el 1 de marzo de 2021, pero el plazo para dictaminar en Comisiones antes de esa fecha vence el 20 de noviembre de este año. A partir de ahí, la única opción es durante el período de Sesiones Extraordinarias que el oficialismo podría convocar en diciembre (o, más raro, en febrero). Pero en tal caso, según el Reglamento de la Cámara Baja, su tratamiento deberá contar con el voto de las dos terceras partes de los diputados 10 días antes de que se convoque a las extraordinarias”, señalaron en el acto de la plaza. En un comunicado de prensa sostuvieron que como se observa, “los plazos son realmente ajustados, y de no avanzar rápidamente, el proyecto de la Campaña volverá a ser escandalosamente cajoneado quién sabe por cuánto tiempo, habida cuenta de que 2021 será un año electoral y la excusa cantada para no avanzar.” explicaba Paola Palacios (PDT-PO) en la radio abierta. Señalaron además que los registros reales demuestran que el acceso al aborto legal y gratuito no colapsaría el sistema de salud. Por el contrario, “si se aprobara la ley descomprimiría el sistema de urgencias, ya que evitaría internaciones en terapia intensiva por abortos clandestinos, esto da por tierra la excusa que se ha venido sosteniendo desde el oficialismo desde el inicio de la pandemia”. “La única explicación de que no tengamos la ley son los acuerdos con el Vaticano y los compromisos económicos con los organismos internacionales. El derecho al aborto legal, seguro y gratuito no puede esperar ni ser negociado.” dijo María Maldonado (PDT-PO).  Para los movimientos convocantes, sostener la vigencia por el tratamiento de la ley y su efectiva aplicación requiere estar atentas y movilizadas por lo que desde el Plenario de Trabajadoras Independientes “seguiremos realizando actividades en los próximos días”, anticipaban. Recordemos que durante la semana anterior hubo novedades respecto del envío del proyecto al Congreso por parte del presidente de la Nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre