En el marco de la Jornada Mundial de los Pobres, el arzobispo de la Iglesia Arquidiocesana entregó una ayuda económica a las voluntarias del hospital de la ciudad de Luján. “El encuentro con una persona en condición de pobreza siempre nos provoca e interroga. ¿Cómo podemos ayudar a eliminar o al menos aliviar su marginación y sufrimiento? ¿Cómo podemos ayudarla en su pobreza espiritual? La comunidad cristiana está llamada a involucrarse en esta experiencia de compartir, con la conciencia de que no le está permitido delegarla a otros”, expresó monseñor Jorge Eduardo. “Tender la mano hace descubrir, en primer lugar, a quien lo hace, que dentro de nosotros existe la capacidad de realizar gestos que dan sentido a la vida… Tender la mano es un signo: un signo que recuerda inmediatamente la proximidad, la solidaridad, el amor”, agregó. Según expresaron desde la propia Arquidiócesis, escuchando el llamado del Papa Francisco que en cada Jornada Mundial de los Pobres viene invitando a ser amigos de ellos y últimamente con fuerza, “nos ha pedido hacernos hermanos de todos en su encíclica “Fratelli Tutti”, especialmente de aquellos que más lo necesitan”. El arzobispo de Mercedes – Luján Jorge Eduardo Scheinig, en nombre de toda la Iglesia Arquidiocesana, en la tarde del pasado domingo 15 de noviembre, realizó el gesto de entregar una ayuda material, (de cien mil pesos – $ 100.000,00), a las Auxiliares Voluntarias del Hospital Nuestra Señora de Luján, de la ciudad de Luján. “Las voluntarias se han comprometido a que esta donación económica les llegue a los más pobres que se acercan al hospital, y nosotros nos comprometemos también a acompañarlas con nuestra amistad y oración”, se dijo desde el Arzobispado. Agrega el portal de la Arquidiócesis que para conocer más sobre el servicio que prestan las Auxiliares Voluntarias del Hospital de Luján, se invita a visitar su página de Facebook Voluntarias del Hospital de Luján.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre