En un trabajo en conjunto entre el municipio de Mercedes, la Comisión de Patrimonio Histórico y el Museo Míguez se llevó adelante un importante trabajo de restauración de una volanta – carruaje antiguo – que invita y subraya la importancia de la recuperación y mantenimiento de la historia en nuestra ciudad.  

La pasada semana el Museo Míguez de nuestra ciudad, ubicado en la intersección de calles 12 y 23 tuvo el regreso de un histórico elemento. El regreso de la volanta.

La  propia directora de Cultura de la Municipalidad de Mercedes, Lucía Capaccio manifestó “hoy es un día muy emocionante, tanto para el Museo Míguez, para el municipio de Mercedes y para toda la comunidad porque se recuperó esta volanta que hace muchísimos años donó la agrupación gaucha “La Valerosa” al museo”

La funcionaria, a la hora de las palabras felicitó “a Liliana Basualdo, directora del Museo Míguez y a todos sus compañeros que trabajan por recuperar, restaurar, cuidar y mantener viva nuestra historia, algo sumamente importante para toda nuestra comunidad” y añadió “siempre luchando por lo nuestro y para que no se pierda de dónde venimos”.

Por su parte, la coordinadora de los Museos, Marcela Brown, manifestó “hoy es un día de mucha alegría para el Museo Míguez porque realmente volvemos a tener una pieza importante y recuperada como es esta volanta que el mueso la tiene desde el año 1976” y agregó “tuvo muchos problemas en su estructura, y hoy por suerte la volvemos a tener en bellísimas condiciones”.

“Gracias a la Comisión de Patrimonio y a la Municipalidad de Mercedes, por el compromiso con que se toma lo que es el patrimonio de la ciudad” destacó Brown.

Asimismo, Liliana Basualdo, señaló que “la idea es que esté en exposición en el museo para que tanto la comunidad como los alumnos de las escuelas puedan adquirir conocimientos de nuestra ciudad a través de este tipo elementos, que tienen mucho valor histórico” y adelantó “en un futuro poder realizar alguna salida, algo que será muy emocionante”.  

Restaurador

El restaurador a cargo del trabajo, Jorge Kenny contó que “la pieza se desarmó, llevó seis meses la restauración del coche, la pandemia nos retrasó un poquito, se le hizo toda la carpintería, se conservaron los materiales originales del coche y se fueron recuperando” y añadió “se le cambió solo un 20 por ciento de la madera, lo demás lo fuimos recuperando, intentando conservar sus materiales originales. Se le hizo la tapicería, pintura y se recuperaron piezas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre