Santiago Sosa se afianza en la primera de River

0
29

Aunque nació en La Plata su infancia futbolística estuvo en Club Mercedes. Gallardo lo ubica en una nueva posición y este sábado fue parte de la alineación titular

Con tan solo 21 años de edad Santiago Sosa ha tenido la dicha en el fútbol de vivir innumerables alegría. Su presente en River le permitió ser parte de la histórica copa conquistada en Madrid ante Boca. Fue parte de una selección juvenil y hoy se afianza en la mirada del entrenador Marcelo Gallardo.

Santiago Sosa está dentro de las joyas que tiene la institución de Núñez, a tal punto que hace pocas semanas, River decidió “bilindarlo” por una millonaria cifra.

A pesar que en algún momento se lo mencionó como posible refuerzo de un equipo de primera del fútbol inglés, finalmente las tratativas no llegaron a un acuerdo.

Santiago Sosa nació en La Plata, pero sus padres son oriundos de nuestra ciudad, y gran parte de su familia está afincada hoy en Mercedes.

Su abuelo paterno, en algún que otro café que compartía en la Confitería El Cabildo repetía desde mucho antes que Santiago iba a llegar a la primera de River, y así ha sido nomás.

“Me caracterizo por tener muchos amigos, soy muy familiero y me gusta mucho el fútbol” ha mencionado en más de una oportunidad el volante que tuvo sus inicios en el fútbol cuando tenía 5 años en la Escuelita de Club Mercedes”.

En la institución blanquinegra estuvo hasta los 10 años, para posteriormente recalar definitivamente en River. Sus viajes desde La Plata a Mercedes para jugar los sábados eran un clásico, a la vez de poder compartir su vida familiar.

“En la segunda prueba que hice en River, fue cuando logré quedar. Había ido previamente en 2009 a probarme como número “8” con 20 chicos más. Me dijeron que vuelva a la semana siguiente. Al otro año, en 2010 por fin quedé y es lo más lindo ya que soy hincha de River, tanto yo como mi familia. Como me gusta el fútbol, puedo decir que estoy y estuve en el mejor lugar” contó Santiago en una al diario local Actualidad de Mercedes.

Allí también habló de sus inicios donde precisó que “Quizás los primeros días fue difícil como cualquier chico que llega a un lugar nuevo. Pero en lo personal, creo que me adapté rápido a todos los chicos y a todo en general. Cuando llegás con edad infantil,  8, 9, 10 o 11 años, se vuelve más fácil que cuando tenés 15, por ejemplo, porque llegás a un grupo ya armado, en el que los compañeros se conocen desde hace años. Ahí, obviamente, es más complicado, pero me sentí muy cómodo desde un primer momento”.

Consultado sobre la relación que mantiene con el entrenador Marcelo Gallardo y su ayudante Biscay sostuvo que la relación con ellos dos, como con todo el cuerpo técnico, es muy buena. Es una relación diaria, en la que siempre te reconocen cuando hacés algo bien y también están ahí cuando cometés un error. 

Un privilegio

Sosa sostuvo sentirse feliz por este presente en su vida, “me siento un privilegiado de poder estar ahora en River, más en esta época gloriosa en la que ha conseguido varios títulos. Yo subí al plantel profesional en 2018, y tuve la oportunidad de haber estado en Madrid. Fue algo único para mí y una de las cosas más lindas de mi vida. Hoy estoy muy feliz de poder estar acá viviendo varias cosas importantes en River”.

Además recuerda aquel 9 de diciembre de 2018 como uno de los momentos más alegres que le tocó vivir en el fútbol: “Ese día fue uno de los más felices de mi vida, por cómo se dio el contexto de la final, que primero no se jugaba y después sí. Terminamos jugando en Madrid, y por cómo se dio el partido, el gol del “Pity” Martínez y haber estado ahí en la cancha fue hermoso. Cuesta describir todas las emociones hermosas que se vivieron. Se vivió con mucha adrenalina y fue maravilloso. Después del partido me puse a pensar en todos los hinchas de River, en mi familia y mis amigos que estaban todos contentos después de haber ganado ese partido”.

La ciudad de Mercedes también está dentro suyo y cada vez que tiene tiempo se da un momento para visitar a familiares y también recorrer las instalaciones de Club Mercedes para saludar a amigos y compartir minutos con los jugadores de divisiones inferiores.

A la par del fútbol, Sosa está cursando la carrera de contador en la Universidad;  “El fútbol nunca se me ocurrió dejarlo. La facultad no la tomo como hobbie, sino que creo que cuando se termina la carrera de futbolista, la vida continúa. El día de mañana, cuando sea grande, tal vez pueda dedicarme a otra cosa y ocupar mi cabeza en otro tema. Creo que más que nada va por ese lado el estudio” sostuvo al medio Actualidad de Mercedes.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre