Hoy se cumplen 119 años de su fundación. El club que se inició desde lo social fue teniendo el ingreso del deporte con grandes campañas en el fútbol. Otras disciplinas de salón la representan. Directivos, jugadores, entrenadores y mucho más quedan grabados en la historia. Hoy el club muestra la refacción de su sede.

El Club Del Progreso cumple 119 años de su fundación, un 26 de octubre de 1901. Por esos días se generaba el llamado a asamblea y de esa reunión surgía Nicanor Larrin como primer presidente. Sus inicios como institución se vieron enfocados en la vida social y cultural, realizándose las primeras reuniones en la plata alta de La Recova. Llegarían después otros eventos en la “Frattellanza Operaia” que estaba por aquel entonces en 22 y 25.

Mientras tanto se comenzaba a remodelar el edificio donde está la actual sede, 25 entre 22 y 24, estando a cargo de la obra París Giannini quien en la institución se lo recuerda con un busto. Es que no solo tuvo su destacada labor en obras de la ciudad, se vio representado en el deporte con el automovilismo y ciclismo.

Las primeras décadas del club estuvieron distanciadas de deportes populares como el fútbol, el ajedrez y el billar más los distintos juegos de cartas se practicaban en su salón principal. Marcando toda una época las presentaciones de artistas como María Martha Serra Lima, Sergio Denis, Mara Lau y Los Nocturnos, “Cacho” Tirao, “Chico” Novarro entre otros tantos.
Para el recuerdo quedará aquel predio de Avenida de Los Inmigrantes donde nunca pudo ser inaugurada la pileta al pasar un cable de alta tensión sobre la misma, con los años el lugar fue vendido. Ya regresando a la sede, el actual salón de casín fue un gimnasio, incorporándose desde la década del 80 el casín (hoy 5 quillas) con jugadores que representan de buena manera a la institución como “Baba” Córdoba, Pablo Picasso, Néstor Ghigliotto, José Bordieu entre otros tantos. 

Alejandro “Fity” Respuela es el actual presidente hace tres años, renovó hace uno, y recuerda que desde mediados del 70 es socio, jugando en algunas oportunidades en Progreso al fútbol cuando empezaba a viajar para ya instalarse en Buenos Aires. “Yo al club lo llevo en el corazón” remarca Respuela, que agrega: “los socios vienen del lado del casín y mahjong, se va manteniendo la actividad social. Con esto de la pandemia estuvo complicado, se pudo pagar todo” puntualizó para destacar la obra que se está llevando adelante con remodelación de la cocina y pintura más otros trabajos en la sala de casín y el salón principal que lucen como nuevos. Por estos días trabajan en el sótano y resta el frente del edificio.

Por todo ello Respuela destacó el aporte de Ustarroz y el director de Deportes profesor Juan Martín Silvestre que acercaron el subsidio de Nación.

En Del Progreso hoy también son parte de la comisión el vice Fernando Mazzuca y la tesorera “Lula” Spinelli en los cargos más representativos. Pasando por la presidencia en otras épocas Roberto Iribarne, el “Tío” Bonamino, Eduardo Lazi, Roberto Respuela, el doctor Montes, Carlos Montero, más integrantes de Comisiones como Pablo González Casanueva, Francisco Lilo y Carlos Guanzetti entre otros.


El fútbol

La afiliación a la Liga Mercedina llega en 1970 y se extiende hasta 1974, regresa en 1977 al 79 para generarse del 80 al 85 la fusión con Club Mercedes. A partir de ese entonces casi que no volvería a verse en la Liga la camiseta naranja, hasta que en 1991 hubo una nueva fusión con Quilmes que sólo duró ese año.

En cuanto a campañas Del Progreso se consagró en 1970 y 1978, en 1981, 1984 /85 como Mercedes-Del Progreso, aunque también cuenta con otras copas ganadas. Si de nombres nos referimos, aquel título del 70 tuvo a “Cuchillo” Lima, Amato, Carlos Palazzo, Petrosini, Folgueira, Saavedra, José Carbonelli, Chena, Pissoni, Antonio Fraiese, Ricardo Ascenso, Ernesto “Mamón” Ballesteros, “Pichón” Tilli, Larroque, Eduardo y Edgard Asenzo, Aldo Calzetta y R. Palazzo. Dándose ese mismo año el título de Quinta división con José Fernando Serebrinsky como DT.

Llegaría 1971 y la histórica campaña con partidos ante Defensores de la Liga de Escobar, Barracas de Colón y River de Junín. Con este último una protesta le permitió a Progreso llegar al cuadrangular final donde el ganador jugaría el Nacional. Con Enzo Viale de DT el equipo de camiseta naranja tuvo como rivales a Rivadavia de América (jugaban Regueiro y Gaiera) más Huracán de Ingeniero Whaite y Estrella de Berisso.

Para ese certamen jugaron Igarzabal, “Quique” Gopar, Julio Doñagueda, Raúl Gaiera (vino de refuerzo), Lozano, Larroque, Fraiese, “Mamón” Ballesteros, Hugo Bossini, Carlos Toledo, Chena, “Quique” Emiliozzi, Ricardo Asenzo, “Cuchillo” Lima, Jaime y “Maneco” Schifini. Ese certamen lo ganaría Huracán y Del Progreso estaría a la altura de la circunstancia.

Para 1975 ganaría el Preparación con Ricardo Asenzo como DT, generándose una nueva camada de jugadores: Raúl Basualdo, Hugo Cárdenas, Marcelo Jáuregui, Juan Echazarreta, Juan Villalva, Juan Desmar Pérez (también cumplía funciones de utilero), Marcelo “Loba” Bomaggio, Hugo Flores para no faltar Ballesteros y quedarse “Maneco” Schifini. El DT con el tiempo pasó a ser Carlos Ríssola con la asistencia de Julio Zunino y Raúl Scarnato como masajista. Del Progreso también ganaría los torneos César Vega, Preparación y Copa de Campeones.

De todos estos nombres hay uno que casi no se perdió partido en Del Progreso, Ernesto Ballesteros que sobre esa época recordó: “vino el “Canario” Besosso que jugaba muy bien y me dice de ficharnos en Progreso, yo tenía 15 años y ellos iban a formar una Quinta división. Justo en un torneo de barrio lo quiebran al “Canario” y quedó sólo, entonces me costaba ir, llegaba a la 24 y me volvía hasta que un día me dicen que Progreso practica en Industrial” relató “Mamón”, que también destacó: “me dejaban practicar con los amigos de mi barrio en el gimnasio de atrás” y recuerda como si fuera hoy el 2-1 en la final a Trocha del 70 donde Lima atajó lesionado en una de sus rodillas.

Sobre aquel Regional, tan codiciado, tuvo detalles especiales: “cuando fuimos a Bahía nos cambiamos en Olimpo, fuimos a la cancha de ellos donde no había pasto, la noche anterior dormimos en el Regimiento 5. Después cuando fuimos a América nos quedamos la noche anterior en Trenque Lauquen” recordó Ballesteros.

Haciendo hincapié en los momentos vividos: “jugar con Virola (Asenzo) era bárbaro, sabía todo, te puedo contar una y lo tengo de testigo a la “Loba” Bomaggio, él de 8 (Asenzo) y yo de 9 contra Estudiantes, me pide que le dé la pelota y me la iba a poner justo entre los centrales que eran Carrizo y Pérez quedando yo sólo para definir. Hicimos la jugada, me queda la pelota y veo que sale Basualdo, defino y se me va por arriba, Virola se puso loco, me decía que le había hecho fracasar la jugada que la había pensado un año. Después la hicimos con la “Loba” contra Vélez en una final, el “Gordo” Gaiera nos había dicho que Insaurralde estaba infiltrado y encaramos por el lado de él, nos salió la jugada” relató entre risas Ballesteros y subrayó que “fue una revolución, después querían jugar todos” en referencia a Del Progreso que marcó una época en el fútbol de la Liga.

Luego llegaría la fusión con Mercedes donde seguiría Ballesteros y otros como el “Zurdo” Rodríguez, Jorge Camargo y nombres que se incorporaron, aunque la representación sería más orientada al Club Mercedes. Los 120 años se cumplirán en un año y en medio de la pandemia no se puede programar un festejo, aunque si las condiciones los permiten seguramente se celebrará.

Del Progreso, con sus distintas épocas es una de las instituciones que tiene su importancia en la ciudad y la historia lo confirma.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre