La Comisión Nacional de Bibliotecas Populares hizo un aporte que se invierte en limpieza de balcones en los cuales se apuesta a tener una atención diaria con la colocación de mesas.  Interés de investigadores e historiadores para acceder a la bibliografía.

La Biblioteca Domingo Faustino Sarmiento busca ampliar el servicio en tiempo de pandemia. En ese sentido, la presidente de la Comisión de la entidad, Leonor Ocampo explicó a Protagonistas: “En primer lugar debemos comentar que nuestra biblioteca y otra dos en la provincia de Buenos Aires durante la época de la cuarentena seguimos manteniendo el servicio de préstamos de libros a sus asociados para que se lleven a sus domicilios. Es algo para destacar en el hecho que también la Municipalidad accedió a nuestro pedido”.

A esto, se agrega que las autoridades solicitaron un nuevo subsidio ante la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares sobre lo cual, Ocampo precisó:  “Mandamos el proyecto y recibimos el subsidio, y por eso en este momento en la Biblioteca lo que se está haciendo es una limpieza integral, llevada adelante por una de las empresas que realizan este tipo de trabajos, concretamente sobre el sector de balcones y en la parte de ingreso a la sala de lectura, que sería lo único que nosotros quisiéramos habilitar una vez que estemos listos”.

Precisó que a partir del final de los trabajos de limpieza, elevarán un pedido formal y con los protocolos correspondientes a las autoridades municipales. “Queremos que se nos permita la habilitación de los balcones como lugar de lectura, porque nosotros nos encontramos con muchas personas, interesadas en acceder a la bibliografía”, destacó Ocampo.

Quizás muchos mercedinos no tengan datos sobre el interés que existe en ingresar a la Biblioteca a los fines de poder realizar distintos trabajos. Historiadores, investigadores y hasta estudiantes de universidades buscan tener el contacto para poder cumplir con sus diferentes objetivos.

“A partir de esto, es que buscamos que en la misma medida que han habilitado a las confiterías para que tengan mesas afueras, deseamos saber si nos pueden habilitar pocas mesas sobre los balcones y así poder continuar dando un mejor servicio a quienes lo necesitan. Solo entrarían unas cuatro mesitas, pero que sin lugar a dudas sería algo importante para los interesados”, agregaron.

Desde la Biblioteca se muestran optimistas en cuanto a que podrán tener el visto bueno de las autoridades e incluso Leonor Ocampo sostuvo que seguramente llevarán la inquietud al Comité de Crisis que periódicamente se reúne para avanzar en las cuestiones sanitarias de nuestra comunidad.

Tiempos

La responsable de la Comisión Directiva de la Biblioteca anticipó que este lunes deberían finalizar las tareas de limpieza que se están llevando adelante por lo que de ir todo por carriles normales, la actividad podría darse en pocos días más.

Hoy solo los socios de la entidad son quienes pueden retirar libros  para poder leerlos en sus domicilios. Precisamente Leonor Ocampo insistió en el trabajo de historiadores e investigadores, ya que es a diario la consulta telefónica de cuándo reabrirá sus puertas la Biblioteca. En su caso personal, está desarrollando una investigación sobre Educación y tiene la posibilidad de ser una de las pocas en poder continuar con sus trabajos. Otros siguen esperando, y de allí esta posibilidad que surge ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre