Mañana nuestros hermanos Peruanos festejan el Día de la Independencia y este es uno de los platos con historia

Historia del Ají de Gallina

El Ají de Gallina es un plato con una historia que viene de lejos, ni más ni menos que desde el viejo continente europeo. Su predecesor es el Manjar Blanco y es posible que muchos no se puedan imaginar cómo es que el Manjar Blanco como lo conocemos en el Perú se haya podido transformar en nuestro querido Ají de Gallina.

Vamos a explicarlo…

Remontémonos a la época medieval en Europa, para ese entonces se conocía y se elogiaba a un plato inventado por los españoles llamado Manjar Blanco, la receta original contenía pechuga de gallina, arroz, almendras, azúcar y por supuesto era un plato de cuchara. En otros países también tuvo una buena acogida y así podemos saber que los franceses lo llamaban Menjar Blanc y lo italianos Blanc Mangieri.

Con la llegada de los españoles al Perú llega también su cocina y entre sus platos el Manjar Blanco. Es en el Perú donde se busca el mestizaje con lo oriundo de la tierra y es de esta manera como nuestro querido Ají Amarillo se hace presente, se agrega a la receta y se suprime el azúcar y de esta manera nace el Ají de Gallina.


Receta de Ají de Gallina

El Ají de Gallina es uno de los platos más populares en el Perú que agrada a la mayoría de los paladares y además es un plato de fácil preparación.


Ingredientes

1 pechuga de pollo o gallina

1 rama de apio

1 cebolla pequeña

1 cebolla roja picada en cuadros pequeños

1 kilo de papa

1 zanahoria mediana

70 ml. de aceite de oliva

40 g ajo molido

2 hojas de laurel seco

2 cucharaditas de pimienta blanca

200 g de ají amarillo licuado

50 g de pecanas peladas( nuez de pecán)

25 g de ajonjolí (sésamo) tostado

3 panes francés o 6 rebanadas de pan de molde sin corteza

1 cucharadita de kión (jengibre)

1 cucharadita de comino blanco

1 cucharadita de orégano en polvo

1 taza de leche


Para decorar

8 aceitunas negras

4 huevos cocidos

1 cebolla pequeña

Perejil picado


Instrucciones

Primero hervir durante 35 minutos aproximadamente la pechuga de pollo o gallina en una olla con el apio, las hojas de laurel, la cebolla pequeña y la zanahoria. Una vez hervido el pollo deshilacharlo o cortarlo en trozos pequeños.

Hervir las papas con un poco de sal, pelarlas y reservarlas.

Remojar el pan o las rebanadas de pan de molde sin corteza en leche.

Con un poco del caldo licuar las pecanas y el ajonjolí (sésamo).

En una olla poner un poco de aceite, calentar y freír los ajos sin que se quemen. Agregar a los ajos, la pimienta, el kión (jengibre), el orégano y el laurel. Mezclar bien y agregar las pecanas y el ajonjolí licuado

Agregar el ají amarillo, freír hasta que tome un poco de color, incorporar la cebolla cortada en cuadros pequeños y cocinar por 10 minutos aproximadamente.

Ahora agregar el pan remojado con la leche y si la crema está demasiado espesa agrega un poco del caldo de pollo

Añadir sal a gusto y mover hasta conseguir una buena consistencia, ni muy espesa ni muy aguada

Servir en un plato una base de papas, la crema del ají de gallina encima y decorar con perejil, huevos duros y aceitunas negras

Y aquí un consejo para sorprender a tus invitados con tu rico Ají de Gallina.

El consejo es que eches un poco de queso parmesano rallado justo un minuto antes de servir, muévelo hasta que se deshaga y sirve.


El ají amarillo se vende en varias verdulerías, en sobre o picado.

Esta receta está en el recetario de COCINAPERUANA

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre