En medio de la pandemia muchas empresas, fundamentalmente pequeñas y medianas, atraviesan duros momentos. La oposición trabaja sobre alternativas.

Al igual que el resto del mundo, la Argentina atraviesa una situación de emergencia en materia sanitaria que compromete al Estado a tomar decisiones destinadas a proteger la salud de toda la población, sostienen desde el espacio nacional de Juntos por el Cambio, entendiendo que  las medidas de aislamiento dispuestas, por derivación, generaron impactos negativos y generalizados en las distintas actividades económicas y comerciales de nuestro país.

A partir que según informó el Gobierno nacional, la cantidad de empresas que han solicitado ayuda para el pago de salarios supera las 450.000, hubo presentaciones en el Congreso de la Nación de un proyecto de  Procedimiento de Reestructuración Empresaria Simplificada (PRES), que ofrece una alternativa simple y rápida para acordar con los acreedores y evitar las quiebras, brindando un marco de protección a favor del deudor en un lapso de 120 días, extensible a 180.

También, impulsan herramientas para favorecer el capital de trabajo de las empresas en dificultades y permitir que los concursos puedan reperfilar sus pagos.

Además, elevaron un proyecto de asistencia financiera y a la producción.

“Estas iniciativas, son fruto de un trabajo plural y coordinado entre los distintos equipos de senadores y diputados de Juntos por el Cambio y técnicos en la  materia” precisaron, finalizando en que “por medio de estos proyectos, buscamos acompañar a las PyMes en estos momentos difíciles que están atravesando y, sobre todo, proteger su capacidad productiva”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre