La comuna detectó que el cumplimiento de pago en planes habitacionales provinciales, nacionales y municipales, está teniendo algunos inconvenientes. Aseguran que realizarán un estricto seguimiento. En barrio Favaloro hay 12 casos que están en condiciones de ser desadjudicados.

En busca de la sustentabilidad en el tiempo de los programas de adquisición de tierras y/o viviendas, desde la dirección de tierras y hábitat de la Municipalidad de Mercedes pusieron en marcha el programa de control eficiente para la sustentabilidad, que no es otra cosa que aumentar exponencialmente la cobrabilidad de los planes municipales vigentes. “Por razones que desconozco, una parte de los beneficiarios de los distintos planes de vivienda que se han implementado los últimos veinte años, sea desde el gobierno nacional o provincial, omite cumplir en tiempo y forma el pago. Y ello muchas veces no tiene consecuencia para ellos, con la cual desalienta a quienes si pagan en tiempo y forma” explicó la doctora Valeria Ilarraz jefa del departamento de tierras y quien lleva adelante esta labor. El programa se funda en realizar un seguimiento de todos los planes de vivienda vigentes para mejorar la cobrabilidad y dicho sistema, al mismo tiempo, se pone en marcha con los planes lanzados desde esta administración. “Ya comenzamos a percibir las sumas pactadas con los vecinos del barrio Facundo Quiroga, un plan de normalización dominial de 65 viviendas cuyos terrenos fueron entregados en una administración anterior. La gestión de Ustarroz procedió a realizar las mensuras correspondientes y se firmaron los boletos de compraventa pertinentes. Cobrar los terrenos es sinónimo de darle dignidad a los vecinos y a la vez permite darle sustentabilidad a un programa de gobierno que busca avanzar con la disminución de déficit habitacional”, sostuvo la letrada. Desde Tierras en este momento se está trabajando en mejorar la cobrabilidad del barrio René Favaloro. “Nos preocupa la alta morosidad ya que estamos hablando de cifras muy razonables y que ahora quedaron desfasadas por el paso del tiempo. En septiembre pusimos en marcha de manera experimental este programa entre esos 112 beneficiarios y nos dio muy buenos resultados. Mejoramos sustancialmente los ingresos y ahora estamos analizando la posibilidad de avanzar contra 12 de ellos que, a criterio de la administración, están en condiciones de ser desadjudicados. Queremos evitar el conflicto de tener que ejecutar a 12 familias, pero si es necesario lo haremos; no avanzar sería injusto con todos los que están pagando”, enfatizó Ilarraz.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre