Desde mayo último la ciudad cuenta con la norma que reclamaban las propias empresas. Sin embargo se muestran reticentes a pagar la deuda que contrajeron por instalarse sin la habilitación. Además, solo hay declarada doce antenas y autoridades municipales no habilitarían nuevas instalaciones hasta tanto se pongan al día con las exigencias.

A las antenas de telefonía celular se las ve instaladas en distintos puntos de la ciudad de Mercedes. Sin embargo, la totalidad de ellas se encuentran ubicadas sin tener todos los trámites administrativos de habilitación al día. “Al momento, se encuentra de la misma manera en que estaban antes de dictarse la nueva ordenanza” destacaron desde el Palacio Municipal. A fines de mayo del pasado año, y luego de muchos meses de indefiniciones y análisis, el Concejo Deliberante sancionó una nueva norma en materia de instalación de antenas de telefonía. Las propias empresas eran las que pugnaban y reclamaban para que la ciudad de Mercedes contara con una norma moderna, y adecuada a las nuevas realidades. Sin embargo, pese a la sanción de la nueva norma, las antenas de telefonía siguen sin estar con sus papeles al día.

A partir de esta realidad es que desde hace algunas semanas, las autoridades municipales decidieron intimar a las distintas empresas para que regularicen la situación lo antes posible. De los datos recogidos por Protagonistas, pudo conocerse que las firmas Movistar y Personal ya están agilizando trámites para ordenar el tema. Existen diferencias, y es que ninguna de las empresas de telefonía celular quiere abonar tasas de los últimos cinco años, que precisamente es uno de los fuertes reclamos que realizan desde el municipio.

En este tira y afloje entre las aportes, existe la posibilidad que para encontrar un camino hacia la regularización, tanto Movistar como Personal, abonen las tasas que adeudan del año 2019, la totalidad el presente año, y a partir de ahí seguir viendo la forma de afrontar lo que resta de años anteriores.

Sí desde el municipio le han sido tajantes a los empresarios, “hasta que no se pongan al día, no se permitirá la instalación de nuevas estructuras”, hecho que también genera una complicación para cada una de las firmas, que necesitan mejorar la infraestructura para tener una mejor calidad en los servicios que brindan.

En las consultas realizadas por este medio, también surgió la novedad que hasta el momento, Movistar acusó la ubicación de siete antenas, y Personal dos. En el caso de Claro, aún no habría tanto avance en las charlas, y solo habrían manifestado tener una antena dentro del Partido de Mercedes. Es verdad que en una simple recorrida puede observarse que dentro del territorio local existen más de las once antenas que las empresas denuncian. En el municipio  cuentan con un relevamiento de la ubicación de las distintas antenas, donde tienen en claro que el número de estructuras ubicadas es mayor al que indicaron las empresas, pero pese a ello, iniciarán la regularización de acuerdo a lo informado por Movistar y Personal, y posteriormente se avanzará sobre el resto.

Incumplimientos

El artículo 9º de la ordenanza que fuera sancionada el 27 de mayo por el Concejo Deliberante señala que “se establece un plazo máximo de 90 días corridos para que los Operadores de Servicios de Telecomunicaciones establecidos al momento de la sanción de esta ordenanza cumplan con lo estipulado en el artículo 8º. Toda instalación correspondiente a los sistemas aquí regulados que no haya sido inscripta en el registro mencionado en el Artículo 8º en el plazo aquí establecido será considerada clandestina, y se ordenará el inmediato cese del servicio y la desinstalación del sistema a cosa del infractor”. Teniendo en cuenta los plazos que han transcurrido, puede deducirse que la mayoría de las empresas no ha cumplido con tal requerimiento, y más allá de que el artículo 11 manifiesta que las OST podrán solicitar una ampliación de 45 días hábiles, “siempre y cuando tengan motivos fundados”.

Los requisitos para la instalación de estructuras de antenas no son pocos, incluso entre ellos figuran la presentación de estudios de impacto ambiental y la autorización de la Administración Nacional de Aviación Civil en lo relativo a la altura máxima permitida en caso de corresponder.

Desde el ámbito municipal que tiene la misión de velar por el cumplimiento de esta ordenanza, también se debe trabajar en estudiar cada una de las ubicaciones de las distintas antenas, y para el caso que algunas de ellas deba ser relocalizadas, las empresas tendrán hasta un máximo de 36 meses para cumplir.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre