Con Sergio Fredes y un gran trabajo de equipo se adueñó de la clásica cordobesa que estaba vez tuvo un prólogo y la tradicionales dos etapas. El mercedino Oliva fue tercero en una meta intermedia para destacarse en el trabajo dentro del equipo.

Del viernes 13 al domingo 15 se gestó la edición 2019 de la Doble San Francisco-Miramar (Córdoba), un clásica del ciclismo rutero que sumó para este año un prólogo que se disputó en la pista del Club Tiro y Gimnasia ganando ese viernes Nahuel D’Aquila (KTM) seguido de Facundo Crisafulli (SAT) y Laureano Rosas (Selección Argentina).

La pista contó con 330 metros y 3 series de unos 30 pedalistas en la modalidad Australiana, quedando con la malla líder el compañero de Darío Oliva (KTM).

La San Francisco – Miramar continuó con su 51° edición con el primer tramo en ruta en 2 horas 25 minutos para los 135 kilómetros.

Se impuso en fuga Sergio Fredes (KTM) para quebrar en la línea a Elbio Alborzen (Chivilcoy) quedando tercero Nahuel D’Aquila (KTM). Ese mismo día Oliva fue tercero en la cuarta Meta Sprint, marcando de esta manera el KTM un dominio en la prueba. Ayer fue el turno de la segunda y última etapa con salida desde Miramar y llegada en San Francisco, numerosa fuga que terminó siendo de 6 hombres y allí lo candidatos a quedarse con la carrera.

Ganó el sanjuanino Nicolás Naranjo (La Voz de San Justo) para mantenerse de líder Sergio Fredes que se terminó adjudicando la Doble San Francisco Miramar. Gran trabajo de equipo del “Naranja” que a lo largo de tres días fue animador de la carrera, Oliva combativo dando todo para su equipo.

Lo que vienen es la preparación para la Doble Bragado 2020 y la posibilidad de alguna carrera en medio. A Córdoba el KTM llegó reforzado con el Raleigh, 14 hombres en total.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre