Oscar Albini: “Creo que no se aprovechó desde el espacio la Presidencia del Concejo”

0
19

Sus cuatro años como concejal no pasaron inadvertidos. Fue presidente de Bloque y del cuerpo. En un reportaje con Protagonistas hizo un balance de su paso por el Legislativo y analizó los diferentes escenarios políticos que se presentaron. Una charla a fondo con un edil que se despide en pocos días de su banca.

Oscar Albini será uno de los concejales que el venidero 10 de diciembre concluirá su mandato. No ha sido uno más, sino que ha tenido durante los cuatro años de representación en el cuerpo legislativo, un importante protagonismo que además de ubicarlo como presidente de su bancada ha tenido la oportunidad de presidir el parlamento y ser la segunda autoridad política de la ciudad durante un determinado lapso. Tampoco sus intervenciones han pasado desapercibidas y en más de una oportunidad sacó a relucir sus pensamientos sinceros que generaron algunos chispazos internos en el sector de oposición. No ha sido tenido en cuenta para una renovación y tras esta experiencia volverá a la militancia y seguirá de cerca la política. Como en aquellos comienzos en la restauración de la Democracia cuando muy joven abrazaba los valores de la fuerza política que lo ha acunado en tiempos de aluvión alfonsinista. Tuvo la ocasión de presidir el Comité y por el 2015 acompañó sin dudar el proyecto surgido del propio radicalismo que encabezaba el ingeniero Lucas Fal a quien reconoce como un conductor que lamentablemente se marchó antes de lo previsto. Protagonistas ha querido mantener una charla con Albini, protagonista de estos últimos cuatro años de la política local y conocer su balance, sus inquietudes y sus opiniones de lo que ha vivido y de lo que actualmente vive la política local.

Termina una etapa, tal vez la más relevante de tu carrera política… ¿Qué balance podemos hacer?

Si, la verdad que si… es una etapa que se suma a la militancia que vengo realizando desde 1983, siempre tenía como un objetivo o las ganas de llegar a ser concejal. Y me costó militancia, trabajo, sacrificio, y lo logré… representando como presidente de Bloque dos años y después un año entero como presidente del Concejo. La verdad es que estoy feliz por eso y por el apoyo que recibí de muchos para poder llegar a este lugar.

En ese balance siempre encontramos sabores agridulces… ¿en tu caso como han sido?

Trato siempre de ser optimista. Si bien en términos generales el balance es positivo es cierto que hay deudas pendientes. A mí me queda la satisfacción de haber trabajado y votado todo a conciencia y bajo mis convicciones, que algunas decisiones me han traído dolores de cabeza, pero bueno, eso era algo que uno no podía dejar de lado. Haber logrado que Mercedes tenga ese programa Mi Terreno, el tema de los loteos, que hemos votado a favor con varios de mi Bloque… siempre tratando de llegar de la mejor manera al vecino. El lenguaje de señas para los carnet de conducir que había sido vetado por el intendente que después reconoció como un error, entonces me llevo satisfacciones… y muchas a través del diálogo. En la parte negativa no puedo dejar de mencionar lo del Pacto Fiscal, creo que eso fue una mancha institucional, un acto de violencia muy grave que ojalá nunca vuelva a pasar. No haber podido lograr algunos objetivos cuando fui presidente del Concejo es otro tema pendiente. Pero tenían que ver más que nada con estamentos nacionales que no respondían a los requerimientos que hacíamos desde el Bloque, desde la propia Presidencia o desde el espacio político… no sé si ponerlo como una frustración, pero quedaron pendientes.

¿Fue lo que esperabas la tarea de concejal?

Desde el Legislativo uno puede aportar mucho, pero tenés que ser Ejecutivo como bien lo dice la palabra para ejecutar y llevar a la práctica algunas cosas. Pero el rol del concejal es importante porque sirve para escuchar el planteo de los vecinos y buscar soluciones, algunas pasaron por el recinto y otra buscábamos solucionar en diálogo con funcionarios… A veces hay que simplificar las cosas para que los problemas tengan soluciones más rápidas.

¿Dónde te sentiste más cómodo, en la Presidencia del Bloque o en la del Concejo?

En la Presidencia del bloque… me sentí muy cómodo… aprendí mucho con el “Negro” (Juan Carlos) Benítez, Badano y después Juan Navarro, y con el “Inglés”, “Pety” y Alejandra Repetto. Creo que tenía libertad de acción en el Bloque. Después en la Presidencia del Concejo tuve que ser más imparcial, moderar y buscar consensos más allá de la pertenencia política. Creo que lo logré porque lo que fue el Presupuesto y la Fiscal Impositiva se aprobó en tiempo record, con mucho trabajo previo y aquí es donde debo agradecer a los presidentes de Bloque (Santiago Altube, Edgar Kilmeatte, Carlos Milhomme y Ceferino Costa) y a Yolanda Gorosito y todo el equipo de la Secretaría.

Llamó la atención que cuando dejaste de presidir el cuerpo no volviste a ocupar aquel lugar que decías te hacía sentir tan cómodo…

Creo que el “Inglés” (Kilmeatte) tenía que continuar, yo dije que iba a bajar a la banca pero no a la Presidencia del Bloque… Me sumé como un concejal más.

¿Pensaste que algunas cuestiones institucionales te iban a resultar más fáciles siendo presidente del cuerpo?

Creo que no se aprovechó desde el espacio la Presidencia del Concejo Deliberante para poder haber logrado algunas cuestiones que tienen que ver con terrenos ferroviarios, con Vialidad Nacional, varias cuestiones que quedaron en el tintero y que en este último año, al haber cambiado el interlocutor, o la interlocutora, hubo mejores respuestas… pero en el tiempo anterior no. Me parece que la figura de Julia mejoró esa relación o por lo menos te abrían las puertas, anteriormente no.

Debo inferir por tus palabras que Ezequiel Bisso ¿no cumplió con las expectativas que ustedes tenían?

En lo personal… no sé si él no cumplió, puede que no haya sabido interpretar la urgencia de nuestros pedidos. Porque tal vez venía un funcionario te visitaba y la respuesta no llegaba. No sirve… funcionarios para las fotos somos todos, pero yo quería respuestas positivas para los vecinos de Mercedes.

¿La Avenida 2 por ejemplo?

La Avenida 2, la parada del tren del San Martín, reuniones en Vialidad por el tema del peaje… siempre es bueno aprender de eso para mejorar a futuro.

¿Decidiste vos no reelegir o no hubo espacio?

Uno trata de interpretar y ver los tiempos. No hice ningún esfuerzo por reelegir y no tomé la decisión yo y lo dejé en manos de quienes estaban haciendo la lista, entonces no corresponde ni cuestionar ni nada. Uno en política sabe que hay cuatro sillas para cuatro personas… soy respetuoso y me sumé para trabajar como uno más.

En estos cuatro años fuiste parte de una elección en 2015 donde estuvieron cerca de ganar la Intendencia, fuiste parte de la gran elección de 2017 y ahora en esta donde en relación a aquella perdieron una importante cantidad de votos… ¿Cómo interpretas ese proceso político? ¿Responde a una coyuntura local, tiene que ver con lo que pasó a nivel provincial y nacional?

En 2015 con Lucas (Fal) tuvimos una oportunidad histórica, estuvimos a muy poco de haber logrado la Intendencia. Después perdimos a Lucas y el espacio perdió el liderazgo y la conducción. Pero en 2017 apareció la figura de “Sesón” Comesaña, más el contexto provincial y nacional que nos llevó a sacar una gran cantidad de votos. Creo que esta última elección de Julia no fue mala, al contrario, fue una buena elección. Fue bueno lo de “Juani” pero lo de Julia no fue malo, sacar cuatro concejales es lo máximo que podés sacar en una elección a intendente cuando perdés… Renovamos las cuatro bancas. A Julia hubo que instalarla en muy poco tiempo, por eso fue una buena elección a pesar de algunas deserciones que creo no influyeron en el plano electoral.

Hay quienes afirman que una posible candidatura de “Sesón” hubiese sido diferente en términos electorales… pero también es cierto que al decir no Comesaña se vieron en apuros… ¿Puede decirse que el fenómeno “Sesón” tuvo influencia en estas elecciones para bien o para mal?

Todos teníamos esperanzas que “Sesón” sea candidato a intendente. Respeto mucho la decisión de “Sesón”. Hay que ser muy valiente para decir no cuando tenés más del 50 por ciento de los votos… Él fue muy honesto… pero no me gusta hablar con el diario del lunes que el resultado podría haber sido otro. Son conjeturas…

¿Cómo sigue la vida política de Oscar Albini?

Primero acomodar temas personales…yo cerré mi taller de herrería en 2015. La política yo la mamé de chico, fui aprendiendo de muchos dirigentes… seguramente reorganizaré mi vida laboral, pero de la política no me voy. Buscaré aportar mi granito de arena desde la Unión Cívica Radical, espacio que tenemos que fortalecer sin pensar que somos más que nadie… Hubo un 40 por ciento que eligió un frente… veremos qué se viene.

Finalmente… ¿qué te gustaría que pase con la Presidencia del Concejo Deliberante?

Cuando la gente elige concejales lo hace por cuatro años. En 2017 ingresaron 6 por Cambiemos, si eso te da una mayoría no está mal que se someta a votación y el que gana, gana. Pero en este contexto veo con muy buenos ojos el diálogo que estamos viendo del intendente con nuestra referente y sus equipos técnicos para hablar del Presupuesto y otros temas… Es saludable. Las elecciones ya pasaron, seguramente habrá diferencias pero es bueno que existan estas charlas. Yo quiero ser respetuoso de la conformación que debe definir este tema, pero insisto que celebro que haya diálogo, respeto y búsqueda de consenso para avanzar en políticas que redunden en beneficio de la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre