Se trata de un vecino de nuestra ciudad que fue asesinado mientras cumplía servicios de custodia para una reconocida familia en General Rodríguez. Lo habrían encontrado dentro de una camioneta con un tiro en la cabeza. Hay una persona detenida.

Rubén Fernando Montoya tenía 59 años, era mercedino y fue asesinado la semana anterior mientras cumplía tareas de custodia en la vecina ciudad de General Rodríguez. La noticia causó una enorme conmoción. Medios de la vecina localidad indican que cerca de la medianoche del pasado domingo se confirmó que en una Toyota Hilux yacía el cuerpo de un hombre baleado en la cabeza. “En la puerta de la conocida quinta de la familia Rocca había más de 20 oficiales y autoridades locales. Se podía observar una Toyota Hilux blanca estacionada sobre la Avenida España a la altura del ingreso a la quinta. Allí, según pudo constatar La Posta, se halla el cuerpo de un hombre de más de 60 años, quien sería uno de los dos custodios de la quinta”, marcaba el portal La Posta. Sentado en el asiento del acompañante fue hallado Montoya, con un tiro en la cabeza. Del lado del conductor estaba abierta la puerta y el cuerpo del custodio estaría volcado hacia el lado del volante, agregaban. “El hombre, de nombre Rubén Montoya, es un oficial retirado desde hace tres años y trabajaba junto a otro ex policía como custodio de la familia Rocca”, destaca la noticia del medio rodriguense. No hubo hipótesis relacionadas con los móviles que pudieron desencadenar el crimen.

Un detenido

El pasado viernes 15 de noviembre a las 19.30 horas y luego de diversas tareas investigativas fue detenida una persona por este caso. La aprehensión se llevó a cabo en Hurlingham por personal de la Comisaría Cuarta de esa localidad. “Detuvieron a un hombre acusado de ser uno de los autores del homicidio de Rubén Montoya, el ex oficial que se encontraba trabajando como custodio”, señalaba el mencionado medio. El sujeto detenido se llama Emiliano Agustín Reineck, un albañil domiciliado en Ituzaingó. Fue capturado en cercanía de la casa de sus padres, en Fitz Roy 978. “Por estas horas, se dice que es inminente la aprehensión del otro sujeto que actuó en el lamentable hecho”, referenciaba.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre