Familiares y amigos recibieron los restos del músico mercedino radicado en Francia, Hugo Díaz Cárdenas

«Hoy te canto yo desde aquí, te canto como un crespín que pronto quiere volver, a…» los sones de la canción de Leo Dan hicieron lagrimear alguna vez a Hugo Díaz Cárdenas, que desde París, en donde desparramó sus últimas destrezas y habilidades musicales, añoraba y soñaba con volver a su Pueblo Verde, como bien lo denomina en su canción, Santiago Suárez a Mercedes.

Y fue, justamente, Santiago el vocalista del Quinteto Tiempo, su entrañable amigo, quien abrió el homenaje póstumo que ante la repatriada urna funeraria de Hugo, en el salón del HCD, ante familiares y amigos, delineó, entre lágrimas y sollozos el extraordinario derrotero musical y de amistad del guitarrero, cantor y compositor, que enamoró a los parisinos.

Tras el acto, como él lo deseaba, los restos de Hugo Díaz Cárdenas, fueron depositados en el cementerio local, para que su alma, para siempre, llene los aires mercedinos de zambas, cuecas y bagualas.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre