Participaron de la ceremonia más de 250 invitados del ámbito político y judicial. Se destacó la presencia en primera fila del recinto del teatro, de Wado de Pedro y de la Dra. Marcela Losardo, socia en su estudio del presidente electo. Mahíques fue acompañado por toda su familia.

En el Salón Dorado del Teatro Colón, asumió Juan Bautista Mahiques como titular del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. El salón se vio desbordado por unos 250 invitados, en su mayoría del mundo judicial, pero también político. Un dato relevante fue quizás la ubicación en primera fila y al lado del propio Mahiques, de la Dra. Marcela Losardo, socia en su estudio del electo presidente, Alberto Fernández. En esa primera fila también estuvo el diputado Eduardo “Wado” de Pedro. Un dato de color fue la cantidad de miembros que asistieron de la Justicia porteña y funcionarios de la ciudad incluidos los integrantes del Tribunal Superior de Justicia. Asimismo, la cantidad de jueces y fiscales federales, sumados a los funcionarios nacionales desbordaron todo tipo de previsiones. Estuvo presente también el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, en representación de Horacio Rodríguez Larreta. La ceremonia comenzó un poco retrasada luego de la inmensa convocatoria. Una vez iniciado, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Inés Weinberg de Roca fue la encargada de tomarle juramento sobre el estrado. La doctora estaba acompañada por los restantes integrantes del TSJ: Luis Francisco Lozano, Marcela de Langhe y Santiago Otamendi; el Secretario Judicial del Tribunal, José Luis Mandalunis; el ex Fiscal General de la ciudad Martín Ocampo, quien renunció en marzo último y cuyo lugar pasó hoy a ocupar Juan Bautista Mahiques; el actual ministro de Justicia de la Nación y también ex Fiscal General de la ciudad, Germán Garavano; y Santilli, en representación del Ejecutivo porteño. Mahiques estuvo acompañado por toda su familia: además de su padre, estuvo su madre, su abuela de 90 años, y sus tres hermanos. Tendrá un “desafío enorme” según sus propias palabras y los ejes de su gestión están enfocados en dotar a los fiscales de los recursos necesarios, reforzando la unidad de actuación y la organización jerárquica del Ministerio Público Fiscal. Ante la consulta de la prensa expresó, “el objetivo central de robustecer institucionalmente el organismo permitirá mejorar el desempeño de los fiscales en tres materias que serán determinantes para la política criminal de los primeros años de gestión: narcocriminalidad, violencia de género y derecho contravencional y de faltas. Asimismo, sostuvo que buscará implementar un criterio uniforme para abordar la política criminal, permitiendo coordinar el trabajo de los magistrados y unificar las estrategias procesales”. En lo que refiere a violencia de género, sostuvo que reforzará la especialización de los magistrados a cargo de las fiscalías temáticas. “El imperativo central en esta materia será garantizar la protección de la víctima desde su primer contacto con el sistema de Justicia; con dicho propósito, los fiscales deberán requerir la inmediata adopción de las medidas cautelares previstas en el artículo 26 de la Ley N° 26.485, según lo establece el artículo 174  bis del Código Procesal Penal de la Ciudad de Buenos Aires.”

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre