La concejal Aída Laporta sostuvo que el Bloque de Cambiemos no acompañará la presentación que realizó el responsable del emprendimiento. Explicó que los vecinos realizaron reiteradas denuncias.

El Concejo Deliberante de la ciudad recibió días atrás la presentación de una petición particular para que el Cuerpo Legislativo defina una excepción al funcionamiento de un denominado feedlot en la localidad de Altamira.

Al respecto, la concejal del frente Cambiemos Aída Laporta se mostró muy preocupada por tal presentación al asegurar que han sido los vecinos que desde hace muy tiempo han venido sufriendo el desarrollo de esta actividad, e incluso agregó que el propio Tribunal de Faltas del municipio ha tenido que actuar en consecuencia en más de una oportunidad.

“Es muy problemática la situación. Viene de tiempo atrás. Los vecinos han hecho denuncias por no estar en un lugar adecuado, y debe ser así por lo cual está solicitando la excepción”, sostuvo la concejal Laporta.

En el diálogo  con uno de nuestros cronistas, la edil precisó: “Fui a hablar con el juez de Faltas por la preocupación vecinal. Fue el Dr. Maresca el que me dijo que el lugar estaba clausurado y que lo habían intimado, y a la tercera vez que lo hacían si no se presentaba el propietario, lo buscarían por la fuerza pública. Sin embargo, sigue funcionando el establecimiento como si nada hubiese ocurrido”.

A esto agregó que  “los vecinos tienen el feedlot al lado de sus casas, hay animales muertos. Nos han pasado fotografías los vecinos. Por eso están preocupados y han hecho las denuncias. Pero el propietario nos pide una excepción a la ordenanza de feedlot que por supuesto este Bloque rechazará”, explicó la concejal del Bloque de Cambiemos.

De acuerdo a los datos recogidos y confirmados por la edil  “la petición del vecino ingresó el martes a la noche y fue derivada a la Comisión de Planeamiento que se reúne el próximo martes a la mañana. Esperemos que lo resolvamos. Por su puesto, que nuestro Bloque será negativo el despacho para una excepción”.

Sorprendida

Finalmente la concejal tuvo una apreciación personal al indicar: “Personalmente quedé sorprendida por la petición particular porque existen clausuras del Juzgado de Faltas y están las denuncias. Al día de hoy, el feedlot sigue funcionando. Sabemos que ese emprendimiento, en el lugar que está, no puede funcionar. Lo que nos indigna es que habiendo clausura, habiendo denuncias, siga funcionando, sumado al agravante de la solicitud de la excepción a la ordenanza”.

Los vecinos han tomado imágenes de muchos animales muertos dentro del emprendimiento sosteniendo que es un impacto negativo para la zona, en especial para los vecinos que vive en los alrededores.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre