Ocurrió la pasada semana en uno de los panteones de la Sociedad Italiana. El presidente de la institución repudió la acción. Sostuvo que es una actitud cobarde. Se radicó la correspondiente denuncia.

Una situación pocas veces vista se vivió la pasada semana en uno de los sectores del cementerio local cuando desconocidos violentaron uno de los nichos pertenecientes a la Sociedad Italiana de nuestra ciudad.

El presidente de la entidad, Ernesto Horacio Ríssola se refirió a lo ocurrido, manifestando: “Vamos a aclararle a la comunidad mercedina que la Sociedad Italiana  cuenta con seis panteones, alberga a alrededor de 4 mil fallecidos, y nosotros somos responsables de todo ello. Lamentablemente ha habido en uno de los panteones una violación a un nicho,  a uno de los féretros; se sacó el cajón hacia fuera, se rompieron algunos elementos y se dejó esparcido la placa y el resto de los elementos alrededor del propio nicho”.

En el diálogo con nuestro cronista, Ríssola agregó que “… nosotros no vamos a decir quién es la familia afectada pero es muy doloroso porque le puede tocar a cualquier algo así, y no se juega con esto. A mí se me hace un nudo en la garganta porque tengo a mis padres allí, y la verdad es que con estas cosas no se debe jugar, pienso que son actitudes cobardes, es un vandalismo que puedo interpretar como tal, y repito que es algo que me pone muy mal. De todas maneras, el hecho que me ponga mal, no implica que no se actúe”.

Quien encontró el hecho ocurrido fue la persona encargada del lugar, que cumple distintas tareas para la Sociedad Italiana, quien de inmediato contactó a las autoridades de la institución italiana.

A partir de lo ocurrido, se realizó la correspondiente denuncia a los fines de poder esclarecer lo sucedido, y fundamentalmente poder  llegar a los autores materiales del cobarde ataque.

A la par de eso, los responsables de la Sociedad Italiana también hicieron comunicación a las autoridades municipales a los fines de ponerlos en conocimiento y se extremen las medidas que sean necesarias para que este tipo de hechos no vuelvan a repetirse. “Son cosas que no tienen que ocurrir porque están de por medio los sentimientos” enfatizó Ernesto Ríssola, quien concluyó diciendo que no es habitual que en los panteones de la Sociedad Italiana ocurran situaciones como estas.

Poco habitual

De acuerdo a datos recogidos por Protagonistas, de fuentes confiables del mismo cementerio, coincidieron en que no es algo habitual. Explicaron que sí han existido en algunas oportunidades sustracciones de elementos, fundamentalmente placas de algún material que para quienes realizan la acción pueden tener algún tipo de valor, aunque hace un bueno tiempo que ello no se ha vuelto a repetir.

Las mismas fuentes precisaron sobre este hecho ocurrido, que es algo poco entendible y que no tiene una explicación concreta. Las conjeturas pueden ser varias, pero ninguna certera.

Sobre la existencia de personas que intenten sustraer elementos de los ataúdes para realizar prácticas religiosas, las fuentes del lugar indicaron que Mercedes no se caracteriza por ese tipo de actitudes, más allá de las historias que puedan escucharse.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre