Se realizó en Mercedes el 2º Festival Internacional de Teatro Mercedes, y en ese marco, uno de los momentos destacado fue el merecido reconocimiento a la figura de Roberto Altieri, en este caso por sus 58 años en el Teatro Talía.

La distinción se hizo efectiva en la mañana del sábado, recordándose que Altieri, integró el elenco del Teatro Talía que en 1961 subía al escenario para hacer un entremés de Cervantes.

Fabián Morales, de la Organización El Negro Olmedo, organizadores del Festival, manifestó  que el reconocimiento se le daría a una persona que integró el elenco fundador del Teatro Talía, grupo teatral que el 1° de octubre cumplió 58 años de la primera función del entremés de Cervantes, “El Juez de los Divorcios”.

Al momento de las palabras se manifestó que “El Talía es el único teatro independiente de Mercedes que tiene sala propia. Hace muchos años que se sostiene a fuerza del bolsillo de los propios integrantes. Roberto Altieri es el director y fue mi primer director teatral de cuando comencé a finales de los años ’80. Tres años trabajé bajó la dirección de Roberto. Persona que aprecio, quiero y admiro. Vaya a saber uno qué hubiese sido de mi vida si no hubiese encontrado este espacio para desarrollar las inquietudes teatrales. No sólo yo, sino otras personas que han transitado por este espacio y han sido contenidos por este espacio”, sostuvo Fabián Morales.

También convocó a Stella Siri y a Guillermo Traverso, integrantes del grupo Teatro Talía, para hacer efectivo el reconocimiento a Roberto Altieri. “Es una persona que abrió las puertas del Teatro a quienes quisiesen ingresar, participar, trabajar, expresar sus ideas. El Teatro estuvo abierto a él y a otras personas que lo mantuvieron con vida. Le queremos entregar una distinción por su excelencia teatral”, agregó Morales.

Por su parte, Roberto Altieri recordó que “fue una lucha constante y de esfuerzo permanente de cada uno de los integrantes del grupo. Dedicarle horas a la sala y al teatro, horas que se quitaban de la familia o del trabajo. Es muy difícil mantener de manera independiente un teatro y una sala”, expresó.

“Es difícil a veces mantener el grupo de personas, pero hemos tenido la suerte de haber sido muchos amigos. Hemos estado horas y horas compartiendo cosas, comidas, charlas, lecturas, ensayos, haciendo escenografías. Desde la fundación hasta ahora. Así llegamos a los 58 años y esperemos continuar. Agradezco el detalle, no sé si lo merecía”, sostuvo Altieri.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre