El 20 de noviembre de 1959, en una asamblea se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño, luego en 1989, se estableció la Convención sobre los Derechos del Niño y se estimuló a los países a que establecieran una fecha para su celebración. El objetivo del día del niño está destinado a la promoción de los derechos de los más pequeños y fomentar tanto «la fraternidad y la comprensión entre los niños del mundo entero» como su bienestar social. En la actualidad parece obvio decir que lo lógico es que los más pequeños tengan derechos como el acceso a una vivienda digna, una educación digna que los prepare para la vida, poder tener comida todos los días para crecer sanos y no les afecte en su salud. Es por eso que a partir de la conmemoración del día del niño propuesta por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en 1954, lo que se busca son actividades que promocionen los derechos del niño de todo el mundo. Por su parte, la ONG Humanium, que se centra en la ayuda de los niños y niñas más desfavorecidos en el mundo, publicó un mapa en el año 2015 en donde analiza la situación de los derechos del niño en todo el mundo, basado en el Índice de Cumplimiento de los Derechos del Niño (IMDN)

Para celebrarlo con ellos un rico postre

Crêpes de banana y dulce de leche

Ingredientes

150 g de harina 000

50 g de azúcar

10 g de manteca fundida

canela c/n

sal c/n

300 cc de leche

1 huevo

mousse de banana:

200 cc de crema de leche

25 g de azúcar

250 g de bananas

Preparación

En un recipiente incorporar los elementos secos (harina, azúcar y sal) y hacer un hueco en el centro. En otro recipiente batir el huevo y luego incorporarlo en el centro de la preparación seca. Agregar la manteca fundida y la canela. Incorporar poco a poco la leche revolviendo para evitar la formación de grumos. Dejar reposar 2 horas. Antes de usar, agregar un poco de leche para diluir.

Con la crema de leche y el azúcar, hacer un chantilly medio batido. Triturar las bananas hasta llegar a un licuado.

Mezclar con suavidad el chantilly agregando poco a poco el licuado de banana. Reservar en la heladera 2 horas.

Hacer una crêpe en una sartén, plegarla en dos y colocarla sobre el plato. Poner 2 cucharas soperas de mousse de banana en el medio y cerrar los dos lados de la crêpe sobre la mousse hasta terminar con la pasta

Decorar con dulce de leche, rodajas de banana y un poco de canela.

Este postre puede cerrar un almuerzo o disfrutarlo a la tarde

Con pasta frola, alfajores de maicena y bebidas frías o calientes

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre