Georgina Mosca

0
62

“Cuando era muy chica, me imaginé que llegaría alguna vez a ser Juez, lo que no se ha dado, aunque me he preparado bastante ya y soy abogada. La política participativa me atrapó desde hace un corto tiempo y quiero trabajar en ella para el bien de los que más necesitan”.

Georgina Elizabeth Mosca, 44 años de edad, abogada y política. Casada con César Augusto García de 41, empleado del Servicio Penitenciario Federal. Hoy nos cuenta algo de su familia, sus experiencias, su trabajo, sus gustos, sus cosas…

¿Tu familia…?

Somos tres hermanas y yo la del medio. La mayor es Lorena, tiene 46 años y es obstetra. Junto a Alberto Zorrilla, son los papás de Tadeo. Evangelina es la menor, tiene 38 años de edad, es soltera y psicóloga. Nuestro padre es Raúl Roque (70) ya es jubilado como transportista y mamá, que falleció en 2014 a los 62 años de edad, era ama de casa y se llamaba Mirta Litardo. Mi amiga Carla Verón, me ha ofrecido ser la madrina de su hija que estará llegando al mundo en unos meses.

¿Buena relación con tus hermanas…?

Hemos tenido siempre muy buena relación entre nosotras, en mi caso un poco más profunda con Lorena, por la pequeña diferencia de edad que tenemos. Ha sido mamá quien nos marcó los límites que por supuesto existieron, ya que papá estaba mucho tiempo fuera de casa por su trabajo de transportista.

¿Dónde vivieron…?

Mis primeros años de vida pasaron cuando con mis padres vivíamos en casa de mis abuelos maternos, Félix y Elena, en calle 32 entre 41 y 43. Creo que para cuando tuve mis cuatro años, nos mudamos a la casa de República  de Chile entre 44 y 46, lugar que en realidad dejé hace un par de meses, al pasar a la que ocupamos alquilando con mi esposo César en Av. 2 y 39.

¿Amigas y juegos de ese barrio..?

Muchos buenos recuerdos de los juegos con Alejandra Caballero, Flavia González, Marcela Risso, los hermanos Daniela, Mariela y Leonardo Scofone..(siguen) y algo muy especial fijo en mi memoria, el muy buen tiempo con Susana Dell´ Immágine, que siendo mayor que yo, fue algo muy importante a lo largo de mi vida.

¿Tus padres se separaron…?

Si. Ellos se separaron cuando yo tenía alrededor de 20 años y estaba en la Universidad. Nosotras quedamos con mamá en la casa de República de Chile y tras su muerte en 2014, César se instaló conmigo hasta hace poco como te conté.     

¿Los estudios…?

Cursé todas la etapas, desde el mismo Jardín de Infantes, pasando por primaria y secundaria, en el Colegio “Nuestra Señora de la Misericordia” y compartí esos años con muchas compañeras entre las que estuvieron Inés Fernández, Guillermina Alvis, María Paz Irigoin, Florencia Sánchez, María Marta Bianchi, Paulina Palazzo, Florencia Coto… (siguen). En el grupo de docentes estuvieron entre otros “Goga” Siri, Estela Anselmo, Mario Mónaco, Dorita Mayor, Carina y Rita Puricelli, María Eugenia Jaramillo Ortiz… (siguen).

¿Fuiste buena con los estudios…?

No he sido de las destacadas ni mucho menos y debo reconocer que no aproveché de las facilidades naturales que he tenido para estudiar, de manera que fui sorteando bien el secundario, sin sobresaltos. El último año y ya habiendo decidido seguir la carrera de Derecho, lo hice mejor para terminar sin que me quedasen pendientes materias.

¿Qué te hizo elegir esa carrera universitaria…?

Desde muy chica dije, seguramente sin tener mucha idea de lo que se trataba, que cuando fuera grande sería Juez. Es posible que por alguna serie o película, la figura de los jueces me haya seducido, pero lo cierto resultó que cuando tuve que decidir por mis pasos a seguir, aquella idea seguía presente en mí y comencé a prepara mi ingreso a la Universidad del Salvador, cuando todavía funcionaba en la casona de avenida 29 y 16, junto a las instalaciones del ACA.

¿Compañeros en esa promoción…?

Varios y que hoy algunos de ellos son colegas. Te doy algunos nombres; Néstor Pagano, Inés Fernández, Victoria Carbone, Viviana Cerisola, Rosario Parodi, Karina Icardi, Natalia Ramírez… (siguen). Soy sincera si digo que en ningún momento de la carrera, tuve dudas sobre mi elección, tanto que la idea de incorporarme al Poder Judicial en algún momento, se hizo carne y tras recibirme, intenté la carrera, pero no he tenido suerte hasta ahora.

¿Tus experiencias a partir de haberte recibido…?

Pude lograr una muy linda experiencia en los tiempos de pasantías que hice en el Juzgado Criminal y Correccional del Dr. Alejandro Caride, persona a la que admiro y tuve como maestro durante esos años. Al modificarse el sistema y disolverse algunos juzgados, mis posibilidades para ingresar a la carrera judicial se desvanecieron y realmente siento una pequeña frustración. Por supuesto que no está todo dicho y seguiré intentando hacer mi carrera en la justicia.

¿Qué fuero te atrae más…?

Desde un comienzo en la actividad, apoyada por muy buenas personas y profesionales, como Graciela Thompson en el Estudio Carracedo de 21 entre 26 y 28, me vi seducida por los temas civiles y de familia, de modo que me he ido identificando con la temática y estoy trabajando en eso principalmente. No tengo estudio instalado y trabajo en forma personal  e itinerante, por decirlo de alguna manera.

¿Cómo te comenzaste a involucrar en política…?

En realidad, si bien siempre me atrajeron las acciones sociales y el tema de ayuda y apoyo a los más desvalidos, que lamentablemente son muchos, resultó que no hace mucho tiempo y en virtud de haberme mostrado preocupada por esos temas, recibí la invitación de parte de Francisco Cardozo (Pacha). Una cosa trajo a la otra y cuando quise darme cuenta me vi involucrada mucho más de lo que hubiese imaginado. Luego vino la propuesta de integrar la lista de precandidatos a Concejales en segundo término en el espacio “Consenso Federal”, que lideran Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey en el orden nacional, Graciela Camaño para la Cámara de Diputados de la Nación y “Pacha” Cardozo en lo municipal.

¿Recibieron a Urtubey y Camaño en Mercedes…?

Es cierto. Ambos visitaron la ciudad y los acompañamos a recorrer los distintos lugares, recibiendo de muchos de nuestros vecinos, muestras de afecto y simpatía. Cuando esta se publique, ya estarán los resultados de las PASO y veremos que tanto favor de los votantes estarán reflejados en las urnas. Sea cual sea el resultado, en lo personal, estoy muy contenta con lo que es mi primera experiencia en política y seguiré en ello mucho tiempo si es que Dios lo quiere.

¿Cuándo te casaste…?

Para la Ley Civil, nos casamos el 24 de junio de 2016 y por Iglesia, el 23 de abril de 2017 en la Parroquia San Vicente de Paul. Viajamos para la luna de miel a las provincias de Córdoba y Mendoza y pasamos a Chile, recorriendo bastante del país trasandino.

¿Cómo es un día tuyo…?

Me levanto bastante temprano y marcho para tribunales para tramitar cosas allí. De acuerdo al tiempo del que disponga, hago algunas cosas de mi casa y si César viajó, suelo aceptar algunas invitaciones de amigas o familiares para almorzar. Trato de mantenerme en línea, de modo que           suelo caminar un par de horas y por la tarde, me sumo al trabajo en la “25 de Mayo”, compartiendo tareas y mates con mis iguales. No tengo casi tiempo de leer, de modo que estoy sumando títulos para después.

¿Tus mascotas…?

Son mi compañía de todos los días y les dedico también bastante de mi escaso tiempo. Son los hijos que todavía no han llegado a nuestra pareja. Perdí un primer embarazo a los tres meses de gestación y espero que las cosas cambien en algún momento.

Fuera de juego

Soy simpatizante de Racing.

Me gustan los asados y por el vino no tengo preferencias de color, tomo tinto o blanco indiferentemente.

Una gran amiga de la vida es Silvia Graciela Rossello.

Soy a veces demasiado ansiosa y sumado a algo de vehemencia, puedo ser molesta para los demás, pero no tengo mala leche.

Me gusta hacer el bien y si puedo, ayudo de la manera que sea. Trato de ser justa y mido mis acciones con prudencia, al menos trato eso.

César es un magnífico compañero y una gran persona. Me protege y se banca mis cosas.

Una pequeña falla que tiene es su “despiste” casi constante.

Quiero seguir en política y mis ambiciones pasar por tener un lugar desde donde poder ayudar a quienes más necesitan. 

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre