Un 21 de junio de 2019, con el aval de un importante grupo de personas, se me honró con la presidencia de la agrupación «Todos por Estudiantes», casi en coincidencia con la fecha aniversario del club, que acaba de cumplir 93 años.

  Este hecho, histórico para la institución, se refrendó con el acompañamiento de más de 100 personas y con la satisfacción que diariamente se suman nuevas voluntades en la búsqueda de ser una opción para un cambio. Bajo el slogan «Llegar juntos es el principio, mantenerse juntos es el progreso, trabajar juntos es el éxito» se está en plena etapa de diseñar las bases programáticas de la propuesta que la agrupación presentará próximamente y que será dada a conocer a socios, ex socios, adherentes, allegados, simpatizantes y sociedad toda una vez que los puntos a proponer sean evaluados fehacientemente.

Nos motiva esta iniciativa la trayectoria de muchos  años,  la identificación, la gratitud, la eficiencia, la fidelidad, la experiencia que no solo cuentan para mi persona sino también de la gran mayoría de los ex socios, a quien increíblemente se les cerró las puertas luego de que con sus esfuerzos llevaron al club al lugar donde llegó. Consideramos que nuestra propuesta es una nueva opción para regir los destinos de una institución tan grande y que quedará a evaluación de los socios ser aceptada o no, y no rechazada arbitrariamente por algunos, que no permiten que aquellos que proponen una idea nueva, para conducir sus destinos se pueda gestar.

No nos motiva otra cosa que la apuntada, a pesar de las descalificaciones y subestimación dejada en evidencia en ambientes internos del club hacia varios integrantes de esta agrupación, que dejan en evidencia su escaso espíritu democrático y su metodología de trabajo montada en la soberbia.

Esta iniciativa nació allá por abril de 2018, cuando un grupo de personas preocupadas por la situación que atraviesa el club se autoconvocaron para tratar de revertir la situación. A partir de allí, y trascendida la información, desde las autoridades del club empezaron a imponer ciertas  artimañas para enmarañarnos  nuestro camino para llevar adelante nuestra propuesta. Desde la negativa a ofrecer el padrón; rechazo indiscriminado de socios nuevos o no permitir el reingreso de socios, cuando se presentó la documentación y pago correspondiente, no hacerse presente el día que asistió el escribano a la sede social (a quien acompañaron unas 15 personas) al solo efecto de recibir una respuesta al rechazo de los socios, donde solo se recibió un llamado telefónico del entonces secretario del club hacia el escribano expresándole «que los socios habían sido rechazados por cuestiones políticas» y por «cuestiones internas de la comisión»; descalificaciones hacia mi persona en redes sociales;

conversaciones personales y/o vías telefónica con adherentes hacia nuestra agrupación para que desistan de su acompañamiento, dando argumentos falaces sobre algunas personas que integran nuestra agrupación; adelantamiento de la fecha histórica de la asamblea -donde asistió solo un reducido grupo de personas-, ya que generalmente se realizaba entre marzo, abril, incluso en alguna oportunidad en mayo; tomar represalias con una persona que realizaba tareas dentro del fútbol que decidió adherirse a nuestra propuesta ; y como corolario no respetar el «acuerdo» y el «diálogo» entre las partes, manifestados por el propio Sr. Presidente en un medio radial donde apuntaba que se continuaba el diálogo para no seguir perjudicando al club, principalmente ante los medios.

Queremos apuntar que el «Acuerdo» no se respetó, faltando la palabra -tan menospreciada por estos tiempos- y sobre el «diálogo», éste casi no existió nunca. Por ende, pecamos de ingenuos y no acostumbrados a estas «maniobras» políticas, quedamos afuera de toda posibilidad de presentar nuestra propuesta.

Lejos de amedrentarnos, tales actitudes nos renovaron las fuerzas y luego de dialogar con la mayoría de nuestros adherentes, continuamos con nuestra convicción de proponer un cambio. Ante el rechazo (sin argumento sólido y sin notificación alguna) de un nutrido grupo de personas para su ingreso al club, se optó realizar los trámites correspondientes ante el INADI, aportando toda la documentación pertinente que avale nuestra presentación, por lo que esta dependencia está instruyendo un expediente y  prontamente tendrá resolución, a la vez que se está evaluando realizar presentaciones en otros ámbitos.

Otro hecho que nos indignó sobremanera fue que hace unos días atrás, un ex socio adherente (rechazado también) publicó en algunos medios una carta abierta dirigida a los dirigentes actuales del club y a la opinión pública en general. La misma fue leída en algunos medios, teniendo gran repercusión. Esta trascendencia molestó a varios, lo que  motivó llamados ¿intimidatorios? para que desista de su actitud. Repudiamos esta clase de actitudes, y nos solidarizamos con todos aquellos a quienes sutilmente, en algunos casos, y en otras empleando herramientas de otra época buscan persuadir a que abandonen nuestro proyecto.

Casi con sorpresa, en estos últimos días el Sr. Presidente hizo declaraciones periodísticas anunciando algunas obras, beneficios y la vuelta del boxeo al club.

En cuanto a las obras, nos hubiera agradado que primero haya llamado a asamblea -como tendría que ocurrir ante obras de semejante envergadura- y explicar con detalles en que consisten los convenios (si es que existen) que alcanzan las nuevas canchas de 11 y de 9.

Con respecto a los beneficios de algunos comercios para con los socios ante una eventual compra, si bien es valorable el apoyo de los comercios, no es una metodología nueva, ya viene existiendo desde hace años. Nos hubiera agradado que los beneficios destinados a los socios se renueven, buscando nuevas alternativas, generar nuevas ideas fundamentalmente… ofrecerle algo más al socio…

Y con relación a la vuelta al boxeo, nos resulta fantástico que   esta    disciplina -que fue un de las primeras que se practicó en el club- regrese al club. En realidad nunca debió irse. Nos hubiera agradado que el Sr. Presidente aprovechara la oportunidad y además de anunciar la vuelta al boxeo, haya ofrecido detalles del por qué se había ido aquella vez, ya que esa situación estuvo rodeada de confusión y toda clase de versiones.

 El discurso del Sr. Presidente fue ambiguo. En nuestro entender se tendría que haber pronunciado más pormenorizadamente sobre la situación actual del club en todos sus ámbitos, cuales fueron las iniciativas llevadas a cabo por la gestión propia y no por la sola apoyatura externa para lograrlo. Los socios tienen el derecho a saber como marchan las cosas en el club.

En otras declaraciones el Sr. Presidente expresa que el club está abierto para recibir nuevos socios. ¿Nos podría explicar  por qué en los últimos días no se aceptó el ingreso de algunos socios que se apersonaron a secretaría y se le argumentó que por el momento no se estaba inscribiendo socios nuevos? ¿Sabe usted que el espíritu para lo cual es fundada una institución se basa en la congregación de la mayor masa societaria posible?

También se refirió a la cena aniversario del club. ¿Sería tan amable de explicar el por qué no se permite la compra de tarjetas solicitadas por alguna disciplina?.

A propósito, y con el derecho que nos ejerce formar parte del padrón de socios, tenemos previsto, para su respuesta, una serie de interrogantes que sobrevuelan sobre el club. Somos optimistas que los mismos serán evacuados y así dilucidar  toda clase de sospecha que le puede caber a los socios. Tales interrogantes serán presentados por la vía que corresponden y serán hecho público también.

Nuestra propuesta se basará fundamentalmente en la transparencia, gestión, darle mucha participación a la masa societaria, humildad, experiencia y mucho, mucho trabajo, con el solo objetivo de que el club siga creciendo, mancomunando todas las disciplinas -que son muchas- y evitando que todo el esfuerzo vaya a una sola , y tener como manual la gestión que hicieron los grandes dirigentes que alguna vez tuvo el club, que lo llevaron al lugar de privilegio ante la sociedad mercedina.

   A propósito, en estos días una familia muy ligada a la institución -una de las tantas que se esforzó para engrandecerla-, sufrió la pérdida irreparable de un familiar. Nuestro más sentido pésame a la familia Trivillare y el eterno agradecimiento de los pinchas de verdad,  para con aquellos que  con gran capacidad de gestión, sacrificio y honorabilidad iniciaron el camino del gran Club A. Estudiantes.

   Copiar esa metodología de gestión de aquellos ejemplares dirigentes  será nuestro objetivo.

MARCELO MANSILLA (Todos por Estudiantes)

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre