Nazareno Farías murió en el Hospital a causas de una herida de arma blanca en una de sus piernas. Su pareja María Soledad Gómez fue detenida horas después. Desde Fiscalía confirmaron que la mujer confesó el hecho.

Un joven de 25 años de edad murió tras recibir una herida de arma blanca. Por el hecho fue detenida quien era su pareja, de 32 años de edad, quien al momento se encuentra a disposición de la justicia.

El hecho de sangre aconteció el jueves por la noche en una vivienda ubicada en calle 28 entre 61 y 63 y de acuerdo a los primeros datos recogidos en la investigación, que lleva a cabo la UFIJ N.º 6 a cargo del doctor Luis Carcagno, minutos antes de las 00 horas del viernes, en una vivienda en el barrio Marchetti se dio una discusión entre la víctima –de nombre Nazareno Farías- y su pareja –que fue identificada como María Soledad Gómez-, por causas que son materia de análisis.

Los gritos y sonidos alertaron a la madre del hombre, que vivía en una casa lindera y quien se acercó a ver qué ocurría. Fue en ese momento cuando pudo observar que se estaba desarrollando una pelea, y la mujer muñida de un objeto punzo cortante le asestó un puntazo en la zona de la ingle, tras lo cual la víctima cayó al suelo. Mientras tanto, la pareja se retiró del lugar insultando a la madre del sujeto y se dio a la fuga.

De acuerdo a los datos brindados desde la propia Justicia, la herida propinada habría comprometido una importante arteria en la humanidad de Farías, lo cual habría afectado gravemente su salud y finalmente falleció en el hospital Blas L. Dubarry.

Alrededor de las 0:45 horas del viernes, personal policial tomó conocimiento de lo ocurrido por el aviso del nosocomio local. Posterior a eso, tras tres allanamientos dispuestos autónomamente por el fiscal actuante, tareas de inteligencia y relevamiento a cargo de la UFI en turno, personal policial de la Policía Comunal Mercedes y el GAD Mercedes, se logró aprehender a la ahora imputada, alrededor de las 8 horas del mismo día en pleno centro de la ciudad, mientras se movilizaba a pie.

Durante el mediodía del viernes se llevó a cabo el examen de autopsia correspondiente, para determinar fechacientemente el causal del deceso. La misma determinó que la víctima sufrió una lesión a la altura del muslo izquierdo, lo que le produjo una herida de diez centímetros de profundidad que lesionó las estructuras musculares y vasculares femorales provocándole una hemorragia masiva que derivó en un paro cardiorrespiratorio y consecuentemente su deceso.

Gómez debió prestar declaración indagatoria ante el fiscal actuante, el doctor Luis Carcagno, en la jornada del sábado, en la cual confesó el hecho y dio detalles del lugar donde se encontraría el arma homicida. Ante ello, personal de Policía Científica y de la Comisaría primera de la Policía Comunal Mercedes concurrieron al lugar y lograron incautarla en un terreno baldío que conecta la vivienda de la víctima con la del imputado.

De los primeros datos de la investigación se desprende que el móvil habría sido en el marco de una situación derivada de un acto de celos y violencia de género.

En ese marco, la causa fue caratulada como “Homicidio agravado por cometerse en perjuicio de la persona con la cual mantenía o mantuvo una relación de pareja, mediare o no convivencia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre