Así lo manifestó el Presidente de la Liga Mercedina. Manifestó que los incrementos van del 40 al 50 por ciento. Este lunes se concreta la primera reunión de delegados.

A pesar que las autoridades de la Liga Mercedina tienen muchos puntos definidos con vistas a la temporada 2019, se abren incógnitas con respecto al inicio. La economía es el principal escollo a sortear. La semana que pasó se escucharon en medios locales declaraciones del Presidente de la entidad, Esteban Marcelo, quien fue contundente al afirmar que en las actuales condiciones “es imposible comenzar la temporada con estos valores que tenemos en policía y árbitros”.

En lo que respecta a los operativos de seguridad el aumento alcanza un 50 por ciento, por lo que ni la Liga ni los clubes están en condiciones de afrontar los gastos que demandará la organización de una jornada. En el caso de los árbitros, los presupuestos que hasta aquí se han entregado de parte de distintas organizaciones rondan entre el 40 y 45 por ciento.

Así las cosas, el Presidente de la Liga sostuvo que si no cambian esos números, los torneos no arrancarán en el mes de marzo. Como alternativa, los dirigentes están analizando poner en consideración hacer un torneo de Primera mucho más corto que el de los últimos años, y así llevar la competencia a unos cinco meses, pudiéndose iniciar en abril y culminar en  agosto. “Acá la realidad es que los clubes no pueden hacer más esfuerzos del que vienen realizando. El costo de las entradas no podrá subir demasiado si es que queremos que la gente siga yendo a la cancha, aún cuando tenemos una de las entradas más económicas de todo el país” sentenció Marcelo.

Con respecto al tema operativos de seguridad, el pasado 1º de febrero se concretó una reunión en el Ministerio de Seguridad a donde fueran invitados los presidentes de Liga. Allí, la gente de la Autoridad Provincial de Seguridad en el Deporte, junto a jefes policiales promovieron la oportunidad de bajar el número de efectivos que son parte de los operativos. Sin embargo, ese tipo de situaciones no alcanzaría a los partidos de la Liga Mercedina donde se exigen seis efectivos, que hoy es el mínimo, según se ha venido indicando.

Para equiparar los costos que se venían dando el año pasado, en nuestra ciudad se necesitaría que el número de efectivos por partido descendiera a cuatro policías, hecho que al menos hoy parece poco probable.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre