Medios de esa localidad cuestionaron aspectos organizativos de una fiesta que fue un fracaso para productores. Poca afluencia de público, artistas que no lograron convocar y costos elevados para expositores. Para mejorarla sugieren aspectos que tuvo el festival en Mercedes.

“La lluvia del domingo sumada a una serie de desaciertos organizativos hicieron que la X Fiesta de la Cerveza y la Picada Artesanal cerrara con un balance negativo y con un montón de interrogantes para el futuro”, informó El Ciudadano Cañuelense tras la suspensión de esta celebración. En un artículo publicado en un portal de esta localidad ponderaron aspectos que se observaron en Mercedes en ocasión de llevar adelante una convocatoria similar. Es oportuno mencionar que nuestra ciudad debutaba en ese rubro y en Cañuelas ya van por la décima convocatoria. “La estrechez económica y las dos suspensiones previas fueron determinantes. Ni siquiera la excelente grilla artística de este año traccionó el público esperado”, mencionan como factores del fracaso. Destaca la información que a diferencia del año pasado, el viernes se decidió cobrar entrada, lo que redujo sensiblemente la afluencia de visitantes locales. “El sábado a la tarde, cuando generalmente explota de gente, el parque cervecero era un desierto. Varios expositores tomaban mate bajo la sombra y otros permanecían en sus puestos atentos al teléfono móvil. Los puestos de La Uribeña o de Scheitler, que solían tener colas de clientes, en esta oportunidad permanecían vacíos”, agregaron.

Sin buenas perspectivas

El informe pos “frustrada” fiesta, detalla que en líneas generales los puesteros tuvieron pérdidas. Los cerveceros vendieron entre el 20 y el 40 % del stock disponible; mientras que los gastronómicos, queseros y fabricantes de embutidos tuvieron un resultado aún peor. Un expositor de otro distrito, por ejemplo, llevó 2 mil pizzas de las que vendió menos de 50. Los stands tuvieron un costo importante, de entre 10 y 30 mil pesos de acuerdo al tamaño. Muchos ni siquiera lograron recaudar un piso para cubrir ese costo. Sobre lo que debería hacer de cara al futuro, considera la prensa de Cañuelas que la implementación de un concurso cervecero sería otra estrategia para prestigiar el evento y apuntar a la calidad. “La ciudad de Mercedes acaba de realizar su primera fiesta de la cerveza con la inclusión de un concurso y una estricta norma de participación: sólo pueden participar cerveceros artesanales que reciben una inspección previa para garantizar que cuentan con su propio lugar de fabricación en buenas condiciones de higiene y salubridad”, destacaron. Por el momento no hay fecha prevista para la realización de la fiesta suspendida.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre