La empresa trasladó parte de su producción de teñido a nuestra ciudad. Si bien se está reacondicionando la planta, la producción ya comenzó. No se descarta que en los próximos meses se instale la totalidad de la producción de teñido.

Hace ya algunos días que la empresa Nicotex se encuentra operando en la planta ubicada en Avenida 40. El predio se encontraba abandonado desde hace varios meses, luego de la salida de Guilford que dejara sin trabajo a decenas de mercedinos. En la misma planta había funcionado, hace ya varios años la recordada Dupont.

Nicotex instaló parte de su empresa, recuperó partes operativas de la planta, tomó más de 20 empleados, todos ex operarios de la antigua fábrica y comenzó los trabajos de reacondicionamiento no sin encontrar algunos inconvenientes a resolver.   La fábrica se encuentra trabajando por ahora en el teñido de telas y no se descarta que en el transcurso de este año o en los primeros meses del año siguiente se traslade toda la parte de teñido de Nicotex a Mercedes.

El responsable de Nicotex S.R.L., Hugo Acosta, en diálogo con FM Santa María, confirmó que ya están trabajando en nuestra ciudad, que aún quedan problemas por resolver, pero ya se está produciendo: “hemos podido reestablecer una parte de la planta y hemos tomado 25 personas, todos ex empleados de Guilford. Hace varios días ya estamos trabajando. Nos hemos encontrado con un sinnúmero de problemas y fallas, típico de un abandono de tanto tiempo de una planta. Los vamos solucionando a medida que van apareciendo, hay muchos repuestos que hay que importar pero estamos queriendo encaminar la cosa, ya estamos produciendo, hemos estado trabajando desde hace prácticamente un año para poder normalizar las cosas, desde diciembre del año pasado que empezaron los cortes de luz y de gas. Después hicimos planos nuevos porque nos exigieron modernizaciones”.

El empresario se refirió también a la situación económica en la que se encuentra el país y a la posibilidad de tomar nuevos empleados: “hoy la industria textil está “atada con alambre” como se dice vulgarmente. La cosa puede ir bien, como desgraciadamente en un par de meses puede ir mal y hay que parar. Yo preferí que los ex trabajadores que ya tenían otro trabajo no lo dejen para venir a trabajar con nosotros que ciertamente es una aventura, porque por más que estamos trabajando por cómo está la cosa no deja de ser un tema delicado que hay que trabajar con mucho tacto.”

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre