Culminó el certamen en México en 11° lugar donde el campeón resultó ser Angola. El arquero Damián Defelippe agradeció el apoyo que tuvieron y a su vez sintió que no rindió en el arco argentino.

Una semana atrás culminaba en México el Mundial de Futbol Amputados donde la Argentina culminó undécimo entre más de 20 selecciones tras quedar eliminado en octavos de final y afrontar luego los partidos clasificatorios. El último martes llegaba al país la selección nacional y en ese grupo de jugadores estaba el mercedino Damián Defelippe, arquero del conjunto BAFA Los Lobos, que fue titular mientras la Argentina comenzaba a transitar el certamen.

En redes sociales  expresaba: “De nuevo en casa, tranquilo y pensando en todo lo vivido en estos últimos días, sólo quiero agradecer a todos los que siempre apoyan y a mis compañeros de equipo y cuerpo técnico”. Contó, para dicir también que: “volviendo a ver lo vivido siento mucha tristeza, dolor, bronca, angustia y miles de sensaciones al ver que no estuve a la altura del torneo vivido. Sé que no hay que pedir disculpas pero siento que debo porque  mucha gente ayudó y se ocupó para que lleguemos al torneo” dijo.

En el final manifestó sus gracias a compañeros de equipo por bancarlo siempre y volvió a remarcar el apoyo que recibieron. Esta modalidad del fútbol seguramente le dará revancha, si bien falta para un nuevo Mundial en ese tiempo habrá un período para seguir entrenando y jugando. Esta Selección Argentina llegó a México superando inconvenientes, algo que no se tendría que volver a repetir.
En San Juan de Los Lagos (México), el Mundial de Fútbol Amputados tuvo como finalistas a Angola y Turquía, que empataron 0-0 en los dos tiempos de 30’ y en el adicional también, con ello se fueron a los penales y por 5 a 4 se consagraron los agoleños para ser los nuevos campeones mundiales. El sub campeonato  fue para Turquía que había eliminado antes a quien defendía el título, Rusia. Por el tercer y cuarto puesto, Brasil y México igualaron 1-1, ya en los penales por 5-4 se impuso Brasil.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre