La familia de Agustín Carlos Iribarne (Cacho), al cumplirse el primer mes de su regreso a la Casa del Padre y en el día que cumpliría 83 años, agradece de todo corazón a todos los que acompañaron en tan dolorosos momentos.
A los amigos que se encontraban en Río Hondo que, con tanto amor contuvieron a su esposa y a los conductores de la ambulancia de Casa Silva que, con gran profesionalismo y humanidad, realizaron el viaje de regreso.
A todos ellos muchísimas gracias y que el Señor los bendiga.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre