Ante la situación del país anticipan licencia a los trabajadores. Serán graduales hasta diciembre. No se descarta que en febrero haya una paralización de la planta durante 15 días. En fabrica San Patricio acortarán una jornada la semana laboral

La situación económica golpea a distintas sectores. Uno de los más afectados es el de la industria. Mientras se sigue en Mercedes con la expectativa de recuperación de la ex Guilford y la definición en torno a Karavell, ahora aparece una situación en Aceros Borroni.

La empresa comunicó a los empleados y también a la Unión Obrera Metalúrgica el inicio del adelanto de vacaciones, hecho que se iría produciendo de manera gradual hasta el mes de diciembre. Concretamente sería anticipar período vacacional a aquel personal que cuenta con más de 14 días, y así esperar al 2019 con la expectativa en que la economía pueda dar un vuelco.

Humberto Perdiguero, Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica, confirmó la definición en la ex Tedo. “Seguramente la situación socio económica que está atravesando el país, las industrias metalmecánicas, hace que también en estos momentos vayan con las rotaciones de las vacaciones, viendo esa situación, porque hay complicaciones. Concretamente en Borroni se comenzó con la rotación de vacaciones”, explicó.

El dirigente gremial explicó que hay varios empleados que por su antigüedad tienen ya 28 días de vacaciones, y de allí que la empresa proponga que parte de esa licencia se pueda dar a partir de ahora. A su vez sostuvo que “esto es preocupante porque viene a demostrar la difícil situación que se está atravesando en las empresas”.

El Secretario General de la UOM también explicó que el hecho que las firmas tengan mercadería en stock hace que se pueden adelantar este tipo de definiciones, “el manejo de las cosas stockeadas permite tal vez realizar una rotación en los períodos vacacionales, y además es común que hace fines de año, el menor trabajo en logística genera menor productividad”.

Consultado sobre los trascendidos en que Aceros Borroni podría cerrar durante 15 días la planta en el mes de febrero y así completar la totalidad del período vacacional de  todos los trabajadores, Perdiguero respondió: “Se estaba hablando pero  es una situación firme que a nosotros nos hayan comentado desde la empresa. Sí nos han dicho del tema del adelanto de las vacaciones”.

En Borroni por ahora no hay despidos, hecho que de alguna manera deja cierta tranquilidad entre los empleados, y también en el gremio. “La situación por ahora es preocupante pero no tenemos despidos, lo cual también es un aliciente” destacó Perdiguero, quien por otra parte cuestionó la política económica del Gobierno nacional, indicando que está claro el impacto negativo que ha tenido en el factor producción. “A la situación no le vemos una salida de manera inminente. Sabemos que cada día que pasa es peor que el anterior, y nos preocupa muchísimo porque no tenemos una señal clara de lo que va a pasar con las industrias” enfatizó el dirigente gremial.

 

Sector en crisis

Perdiguero también se refirió  a otras preocupaciones que se vienen dando en la actividad metalúrgica; “estamos trabajando también en llegar a un consenso con la fábrica San Patricio, donde la situación es latente, hemos estado conversando en situaciones previas”.

Se confirmó que la empresa va a reducir una jornada la semana de trabajo, aunque ahora la indefinición pasa por el porcentaje que los empleados recibirán por ese día no trabajado.

El secretario de la UOM precisó que es una situación compleja y se busca que el impacto para los trabajadores sea el  menor posible. “Estos son momentos en donde tal vez se puede llegar a un consenso, a un acuerdo, porque son tiempos para negociar; después más adelante, las situación puede ser totalmente distinta”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre