El titular de ATE se refirió al  otorgamiento  definido por el Ejecutivo. Sostuvo que firmaron en disconformidad. Hubo recorrida por dependencia para escuchar a los trabajadores.

El aumento a los trabajadores municipales definidos por la gestión del intendente Ustarroz generó preocupación entre algunos empleados según indicaron algunos de los representantes gremiales.

En este sentido, el dirigente de ATE Hugo Bonafina indicó: “Nosotros ya estamos incorporados a la paritaria y además tuvimos reuniones con los gremios fuera del encuentro con el intendente porque esto empezó hace alrededor de un mes, y como había tiempo aún, porque el mes pasado se cobraba el último aumento de la paritaria anterior, y en principio el Ejecutivo planteaba como una dádiva que volvía a hablar de la paritaria cuando en realidad si bien se cerró, nadie lo hizo imaginando no volver a discutir la situación, aunque ni siquiera el más avispado podría suponer lo que iba a pasar, porque aquel acuerdo se cerró en abril y con el aumento del 21 por ciento en el básico en tres cuotas; pero nunca imaginábamos que iba a pasar lo que ocurrió con la inflación”.

En cuanto a los que solicitaban los trabajadores sostuvo: “Nosotros en el caso de ATE planteamos siempre que queríamos aumento en el básico, parcialmente fueron los mismos planteos que hicieron los otros gremios, y después de la segunda oferta, que era de 3500 pesos a repartir en los tres meses que quedaban y no había ningún bono de fin de año, intentamos plantearlo, hicimos una recorrida, primero fueron los gremios en forma individual y cuando salió la última oferta hicimos la recorrida acompañándonos el Sindicato de FESIMUBO con `Flora´Balsategui y Evangelina estuvimos en el Corralón, Desarrollo Social, Tránsito y en las Cámaras de Seguridad”.

Sobre el semblante de los trabajadores en estas recorridas, Bonafina sostuvo que “en general había algún sector mayor, por ejemplo en Desarrollo Social que aceptaban la propuesta, pero en los otros lugares planteaban que sí era plata pero que no iba al básico. El gran problema es que plata vamos a cobrar en enero y nunca tuvimos respuesta. Hay un argumento que yo lo puedo entender pero no me da ninguna seguridad y que firmemos en disconformidad”.

 

“No deja de ser útil”

Bonafina destacó que “cualquier ingreso para el trabajador no deja de ser útil, no lo ponemos como un rechazo porque sino parece que estamos rechazando un otorgamiento de una bonificación al trabajador. Entendemos que es así pero resulta ser absolutamente insuficientemente y no hay perspectiva de cuánto vamos a arreglar para enero.”

De todas formas, dejó abierta la expectativa de cara a los números que el municipio espera de parte de Provincia en cuanto a la proyección de coparticipación para el próximo año. A partir de las confirmaciones de los números, se espera un nuevo encuentro paritario para comenzar a darle más certezas a los trabajadores de cara al próximo año.

Asimismo sostuvo que el diálogo con las autoridades municipales se ha desarrollado con respeto y debatiendo las posiciones de cada una de las partes.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre