En el atardecer del sábado 20 fue finalmente  la presentación de Walter Gabriel Sequeira (31) en Inglaterra, segunda presentación fuera del país con la idea de hacerse de un bombre en el campo internacional del deporte de los puños, ya lo había intentado en el 2016 en Alemania cuando en las tarjetas tras 12 vueltas perdía con Avni Yildirin (Turquía), esta vez el fue otros, el corpulento Anthony Yarde (27) que llegaba invicto entre los Medio Pesado y bien rankeado en la OMB.

El primer round lo tuvo al mercedino estudiando al inglés, por su parte Yarde casi que pretendió analizar la postura de Sequeira para cederle el centro del ring y con ello el local empezó a medir las intensiones del argentino que por primera vez se presentaba en tierras británica, país donde Yardé viene realizando su carrera salvo un combate en los Estados Unidos.

Desde el segundo asalto el púgil del Macro Boxing Team prefirió la corta distancia, a partir de ese momento comenzó el castigo hacia el «Yacaré» que erró golpes y recibió más de la cuenta. A esa altura del combate estaba entero, aunque perdiendo en las tarjetas con mucha más técnica del rival y una variante de golpes que ya venía desplegando en otros combates.

El tercer round fue donde Sequeira se animó un poco más, pero ello no le alcanzó  y una vez más el campeón OMB Intercontinental sacó ventaja. Fue el cuarto round donde todo cambió para mal, en el momento que Sequeira quiso llevar contra la cuerdas a Yarde este aplicó una mano que sintió el mercedino, mientras buscaba agacharse se notó una actitud antideportiva por parte que no advirtió el juez, codazo en la nunca, inmediatamente la primera cuenta, con el “Yacaré” arrodillado e incorporándose rápidamente.

Instantes después el argentino se dispuso a seguir la contienda, mostrando una molestia en su  cabeza, lo que vino fue el dominio del inglés, hijo de padre de barbados y madre de Jamaica, cayendo sentado en la lona Sequeira y por segunda vez se pararía, aceptó la cuenta y antes de los 8 segundos insistía con seguir en combate.

Hasta que por tercera vez, sólo con en una rodilla en el piso, Sequeira volvió a sentir el golpe de Yarde, se reincorporó para caminar al rincón neutral hasta que a los 48 segundos para finalizar el cuarto round el árbitro Phil Edwards  dio por finalizado el combate con un KOT  4. Fue entonces que sin llegarse a un KO, Yarde se hizo de una victoria más y el resultado no deseado fue para Sequeira que le puso garra, no alcanzó.

Ampliaremos en nuestra edición papel

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre