Se trata de una institución primaria. Para Darritchon “es imposible que las tuercas se aflojen solas”. Se harán reuniones con las autoridades correspondientes para tratar el tema.

Luego de la terrible explosión sucedida en la localidad de Moreno, que terminó con la vida de una docente y un auxiliar, se realizó en toda la provincia de Buenos Aires, incluida nuestra localidad, un relevamiento sobre el estado del sistema de gas de los edificios escolares, situación por lo que se necesitó pedir fondos extra al Gobierno provincial.

El relevamiento condujo al conocimiento de trabajos que se deben realizar en varios edificios escolares. En las últimas semanas se llevaron a cabo licitaciones para obras de gas en escuelas públicas como la Escuela Agrotécnica, la Escuela 25 y el Jardín N° 913 de García. También se harán obras de cambios de calderas en el Jardín N° 919 y la Escuela Técnica N° 2. “Esta semana, comenzarán seguramente los trabajos y también se harán nuevas licitaciones.”

En una comunicación radial, la presidenta del Consejo Escolar Ana Darritchon relató una situación que consideró por lo menos extraña sucedida en una de las escuelas (de la que se reserva por estos días el número por precaución).

Darritchon dio a conocer detalles del trabajo que se hizo desde el Concejo Escolar y el relevamiento en la infraestructura escolar. En primer lugar detalló el conocimiento de que algunos edificios se encontraban en buen estado, sin mayores inconvenientes: “Son muy pocas las escuelas en Mercedes de las que tenemos ya planos y el informe del gasista matriculado  firmado que son edificios que están en perfecto estado. Por todo el trabajo que implican y por la cantidad de gasistas que tenemos que son muy pocas.”

Por el conocimiento del estado de las escuelas en buen estado, la presidenta del Consejo Escolar sostuvo que les sorprendió que de uno de esos establecimientos se comunicaran para denunciar que había olor a gas: “Como es una de esas escuelas, dijimos no puede ser. Llamamos al gasista matriculado por esto que estaba pasando en Moreno de algunas situaciones en las escuelas. Cuando vuelve el gasista matriculado de controlar, había olor a gas y lo que estaba flojo eran tuercas, que es imposible que se aflojen solas o que lo hagan los chicos, por lo cual para nosotros es una situación de alerta, una situación que nos preocupó” afirmó Darritchon con inquietud.

Ante la situación de preocupación y sospecha, se llevaron a cabo los pasos correspondientes para reuniones con funcionarios superiores para decidir las medidas a llevar a cabo: “el gasista matriculado nos pidió una reunión que vamos a tener con el Inspector de Infraestructura para ver qué medidas se pueden tomar porque nos decía el gasista: nosotros somos responsables sobre esa obra durante 10 años, firmamos que esa obra está bien, y si pasa algo somos responsables pero las tuercas no se aflojaron solas”.

La presidenta del Consejo Escolar planteó la duda de un posible sabotaje como sucedió en un establecimiento de General Rodríguez, “la situación nos preocupó, se la dimos a conocer al equipo directivo de la escuela, también a la Jefa Distrital. Es una situación muy grave. Es una situación que la verdad espero no se vuelva a repetir. No queriendo terminar de entender que alguien sea capaz de semejante cosa.”