Se realizó el pasado fin de semana la 1er fiesta de la cerveza en el parque municipal, llevada a cabo por productores locales tales como Scheitler, Bretonia, Luperca, Cerveza 6600 y Triángulo. Martín Ustarroz, de la firma Luperca cuenta: “nos unimos con todos ellos para hacer una asociación de cerveceros y hacer estos festivales”. En su primera edición ha sido un éxito total: todos los puestos vendieron cerca de 2 mil litros de cerveza, y hubo cerca de 9 mil personas por día.

Por fin se concretó en la realidad un sueño que venía hace tres años –por lo menos- planificándose: realizar un verdadero festival cervecero propio de nuestra ciudad. Francisco Scheitler, ideólogo e impulsor confiesa: “la verdad que le venimos metiendo mucha garra hace mucho tiempo, y bueno, pensábamos que iba a ser una fiesta muy linda y muy buena, pero esto es inolvidable, superó totalmente las expectativas”. Ambos días, desde las 14 hs la gente comenzó a acercarse, y a media tarde ya se encontraba el predio muy habitado, con colas en varios puestos de la amplia oferta cervecera y gastronómica.

La fiesta ha sido un éxito rotundo para beneficio de la comunidad misma -mucha gente de localidades aledañas- gracias a una impecable coordinación en conjunto entre los productores locales, los organizadores y la Municipalidad, la cual apoyó desde un principio, y ofreció un gran trabajo en materia de infraestructura, iluminación, seguridad.El alto nivel de organización hizo que se disfrute un festival de primer mundo, para toda la familia y la juventud. Hubo grandes bandas de música locales comoDrumritmiaMama Bora en la tarde del domingo ante una multitud y Tren Misterioso, y otras interesantes propuestas como Lastronauta Orchesta, una banda tributo a Pappo, malabares, una clase con Cocineros Argentinos, entre otras.

Mercedes estaba listo para dar este paso. Arturo Puga de la marca 6600 afirma que “ya cuando era chico Mercedes tenía una gran tradición birrera, de los más bebedores de cerveza del país en relación a la población y la cantidad que se toma”. Varios puestos artesanales menores agotaron su producción mientras que los principales sólo el primer día habían vendido casi mil litros: “nos preparamos a full, pero nos sobrepasó la cantidad de gente que vino, ayer nos quedamos sin cerveza” confiesa el segundo día Martín Ustarroz de Luperca.

Sin duda este es el precedente de algo que será aún mucho mayor el año próximo. “Vamos por mucho más, recién es la primera y ya es un exitaso” declara Scheitler, imagínense lo que vendrá. La gente de nuestra ciudad ha acompañado la propuesta, y así se erige una nueva fiesta comunal. “Era una lástima no tener un fiestón como estamos viviendo ahora; con mucho amor y deseo de llegar a cumplirlo, se termina cumpliendo el sueño. Ahora no nos para nadie”.

[FAG id=1942]


 Por Agustín Iribarne