El plan habitacional impulsado por el municipio tiene las características del programa ProCreAr con un período de gracia y tasa de interés baja. Se sortearon diez unidades habitacionales para trabajadores municipales con terreno propio.

El programa de vivienda “Mi Casa” para trabajadores municipales ya tiene a sus primeros diez beneficiarios. Este programa, promovido por la Secretaria de Desarrollo Social, es financiado con recursos ciento por ciento municipales. “Esta es la primera etapa de este programa, esperamos seguir avanzando para poder seguir aportando una solución concreta al sueño de la casa propia” destacó el intendente, Juan Ignacio Ustarroz durante el acto que se concretó el pasado viernes. La actividad se llevó a cabo en el Centro cultural Julio César Gioscio, ex Teatro Argentino, con la participación de la Lic. Jorgelina Silva, secretaria de Desarrollo Social Municipal; Nicolás Zeballos, director de Abordaje Territorial; las arquitectas Marina Amarillo y Andrea Delvento y el secretario de Hacienda, Diego Menéndez y los trabajadores municipales que esperaban expectantes y muy emocionados el sorteo. Ya diez vecinos fueron beneficiados mientras que otros diez quedaron como suplentes ante cualquier eventualidad. Se firmó además declaración jurada por parte de los asistentes dando cuenta que no son propietarios, pero sí poseedores de terreno.

 

Proyecto

El intendente Ustarroz, resaltó las ventajas del programa y sus similitudes con el primer ProCreAr “este programa, lo que tiene de bueno, es que su tasa de interés es una de las más bajas de la Argentina, no hay tasa en el orden de lo público o privado que esté en el 2 por ciento, es la misma tasa que tenía el programa ProCreAr”. Asimismo, destacó “también replicamos otro criterio, que es el plazo de gracia de seis meses – período que se calcula la terminación de la construcción – pensando en que el trabajador no tuviera que afrontar doble gasto”. El jefe comunal felicitó a todo el equipo de la Secretaría de Desarrollo, y en especial a la Arq. Marina Amarillo, quien en su momento imaginó e impulsó esta idea. “Esto viene a ser un aporte concreto, real, con fondos municipales – es cien por ciento recursos de la comuna – porque lamentablemente no tenemos ningún fondo del Estado Provincial ni Nacional para incentivar programas de viviendas” remarco el Dr. Ustarroz. Además, el intendente recalcó la importancia que tiene para todos poder acceder a la casa propia “el trabajador se capitaliza, adquiere un bien que le permite restar un costo altísimo, como son los alquileres”. Agregó que “también sabemos que se pone en marcha la industria de la construcción, lo cual, mejora los niveles de empleo, los de comercialización en la ciudad y mejora la calidad de vida de nuestra gente. En un contexto de crisis, del cual creemos, se sale con trabajo”. Según se informó, las viviendas serán de 46 metros cuadrados y se estima que su finalización será en un tiempo aproximado de 6 meses. Una vez que se inicie el “recupero” se volverá a trabajar con vistas a la adjudicación de nuevas viviendas.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre