Un grupo de ex empleados se convocaron frente a la planta en la búsqueda de una respuesta. Siguen pugnando por el pago de las indemnizaciones. La situación los mantiene a muchos haciendo changas en diversas tareas.

Tras más de cuatro meses del cierre de la planta y sin la existencia de una solución a su problemática un grupo de ex trabajadores de la firma Karavell decidieron autoconvocarse frente a la planta para reiterar su pedido de solución. Concretamente los trabajadores exigen que se les pague lo que se les adeuda, y marcaron críticas hacia la actitud de los empresarios. Con quema de gomas y el acompañamiento del gremio de Curtidores, los ex trabajadores hicieron oír su reclamo.

Uno de ellos manifestó a nuestro cronista: “Seguimos reclamando, esperando, luchando, aguantando que se nos caguen de risas como hace cuatro meses. Hoy hablamos con el gerente de acá de la empresa y la firma nos propone que vayamos individualmente para ver cómo podemos llegar a arreglar, teniendo en cuenta que nosotros los que estamos acá estamos desamparados de sindicatos, o sea que todo queda por cuenta nuestra”.

Consultado sobre el hecho de manifestarse sobre el frente de la planta, y cuál es la realidad hoy de la empresa, el trabajador respondió: “Cuidando hoy no hay nadie, hay personal trabajando, un operario, un mecánico y el gerente de planta”.

“Estamos acá porque no se ha solucionado nada, no nos han ofrecido ni indemnización ni siquiera liquidaciones, recién hoy tuvimos la oportunidad de poder hablar con el señor Coto por intermedio de Claudio Rucese, que es el gerente de planta, y lo que me dijo es eso, para ir a Capital porque ni siquiera se dignan en bajar acá a Mercedes para charlar con nosotros, pero tiene que ser individualmente, y en función a eso, ver cómo podemos llegar a una arreglo” explicaron los trabajadores en cuanto a la realidad que les toca vivir al día de hoy.

No son muchos los ex trabajadores que se ven en la lucha por encontrar una respuesta a sus reclamos “Nosotros los que estamos acá siempre somos los mismos, seis o siete, hoy contamos con el apoyo del sindicato de curtidores, pero realmente estamos solos en una lucha contra el poder que significa Karavell, parte de una emporio textil de los más grandes de Sudamérica”.

Para los trabajadores no ha existido un gran apoyo e incluso, quien habló, se mostró crítico de la acción de los sindicatos AOT  y Setia, “están borrados del mapa y nosotros seguimos solos, pensamos seguir acá hasta tener una respuesta de la gente”

 

Sin trabajo

Aunque algunos de los ex trabajadores se han insertado al mercado laboral, la gran mayoría no lo ha podido hacer. “Está complicado porque nosotros estamos fuera del mercado, yo tengo una experiencia de 26 años en la parte de venta al público acá en Karavell Mercedes y hoy voy a un negocio y no encuentro trabajo, porque quizás me consideren viejo, eso a pesar de la experiencia que puedo tener… la mayoría de los muchachos están trabajando de changas, cosas así…”.

Cerca de 55 son los trabajadores que pugnan por una definición concreta, aunque claro está que es un pequeño grupo el que batalla por defender sus derechos, exteriorizando su bronca, y fundamentalmente esperando una respuesta a su genuino reclamo.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre