A través de un comunicado, organizaciones no gubernamentales denunciaron que la jornada de comunicación y consulta del pasado 11 de septiembre para informar sobre cuestiones hidráulicas de trabajos en la cuenca no tiene legitimidad. Dicen que algunas obras ya empezaron y que la reunión fue sólo para la foto. Los detalles de los incumplimientos.

El COMILU (Comité de Cuenca del Río Luján) y la Dirección Provincial de Hidráulica del Ministerio de Infraestructura (MINFRA) convocaron para el pasado martes 11 de septiembre en Pilar, a una jornada de comunicación y “consulta” con el aparente objetivo de informar sobre el avance del plan de obras hidráulicas a llevar cabo en la cuenca del río Luján y aspectos institucionales del COMILU. Se invitaron a representantes de las municipalidades cercanas, a las organizaciones civiles, comunidad científica y educativa y público en general. “Sin embargo otros fueron los fines, muy diferentes a los anunciados, que determinaron el profundo rechazo de la Red y la impugnación de la convocatoria, que sólo fue para la foto”, expresaron a través de un documento representantes de una organización denominado Red del Río Luján. “La realidad es que el plan de obras lo está llevando adelante el Ministerio de Infraestructura, cuando quien debería gestionarlas es el COMILU. La Ley Provincial N° 14.710, que crea el COMILU, establece en su artículo 4.a) que “el Comité de Cuenca del Río Luján está facultado para planificar, coordinar, ejecutar y controlar un Plan de Gestión Integral y la administración integral de la Cuenca, explicaron. Pero aclaran que este no es el único aspecto de esta ley que se está violando, “tampoco se ha terminado de conformar completamente al COMILU, pues falta crear su Consejo Consultivo, previsto en el artículo 7 de la ley, “a fin de garantizar la participación comunitaria a través de representantes de usuarios de servicios, entidades intermedias, profesionales, organismos no gubernamentales y el sector académico – universitario.” Es decir, el plan de obras se ha comenzado sin la participación ciudadana, pues no existe el Consejo Consultivo y por lo tanto, sin contar con la debida Licencia Social.

 

Ilegítimo

En este contexto desde Red del Río Luján consideran que la convocatoria está teñida de ilegitimidad, “ya se ha iniciado la primera obra, la del canal Santa María. Existen fundamentos técnicos–hidráulicos, ecológicos e incluso económicos que no justifican su ejecución y, también, serias sospechas de que beneficiará directamente a un emprendimiento urbanístico de chacras náuticas, Bahías del Paraná, que avanza ilegalmente sobre bienes del dominio público natural, bienes que pertenecen al conjunto de la sociedad. También se han licitado varias obras para ampliación de puentes viales y ferroviarios”, detallaron. Hacen saber además que en ningún caso se ha llamado a audiencias o consultas públicas como lo exige la Ley General del Ambiente (Ley Nac. N°25.675) para obras de esta envergadura. “Por el contrario, como el Ministerio de Infraestructura sabe de la oposición fundamentada de varias organizaciones a algunas de las obras hidráulicas, por sus enormes impactos ambientales y sociales, ideó esta convocatoria con la intención de que pareciera una audiencia/consulta pública. El propio director de la cuenca baja del COMILU e intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, quiso darle el carácter de “audiencia pública” en una nota que salió horas después del encuentro”, aseguraron. Por lo tanto entienden que la misma no se trató de una consulta ni de una audiencia pública, “sencillamente porque no cumplió con ninguno de los pasos estipulados por la Ley de Audiencias Públicas N° 13.569. Sólo fue un informe, más o menos pormenorizado, de obras que están en ejecución o bien están licitadas y adjudicadas o en las últimas instancias de este proceso. Es decir, se presentaron todos hechos ya consumados. ¿Qué se puede aportar si ya está todo resuelto? Se perdió así el objetivo central de las audiencias o consultas públicas: escuchar a la ciudadanía previo a tomar cualquier decisión”. Concluyen en que “por las razones citadas anteriormente, las organizaciones y vecinos que integramos la Red del Río Luján impugnamos todo lo relacionado con la jornada citada y nuestra presencia de ninguna manera avala el plan de obras expuesto por los funcionarios de la Dirección Provincial de Hidráulica. Así lo expresamos en la reunión, solicitándole a Marcelo Rastelli, máxima autoridad presente, que recibiera un documento donde enunciábamos nuestra impugnación, el cual no fue recibido por el citado funcionario”. Cabe destacar que entre las ONG que integran la red se encuentra SOS Hábitat.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre