Hacia fines de 2016, aún con el licenciado Agustín Simone como titular de la cartera económica del municipio, se detectó que la empresa Gas Natural Ban tenía una deuda millonaria, “arrastraba cinco años de no pago de las tasas municipales y que no hay un motivo explícito de porqué se da tamaña situación”, dijeron. La anomalía se detectó tras el trabajo realizado desde el área de Economía y Hacienda y la decisión del intendente Ustarroz fue avanzar en el cobro de los correspondientes tributos que llegaban a unos 6 millones de pesos de deuda de los cuales en principio se cobraron más de 3. “Gas Ban nos debe el importe de cinco años de deuda por el uso de espacio público dejando de pagar lo que le corresponde sin mediar ninguna explicación, al menos que obre en ningún documento del municipio siendo un gran perjuicio”, comentaba Simone por aquello días. Sobre la deuda en cuestión se habló de una cifra millonaria, “es equivalente a lo que pagarían miles de miles de mercedinos. Es como si diez barrios o quince dejaran de abonar sus impuestos, todos juntos. La cifra tiene un fuerte impacto y es un dinero que dejó de entrar a las arcas municipales”, aseguraban desde la comuna. “Es doblemente grave cuando se trata de una empresa de servicios públicos, no es un particular o un negocio, un comerciante al que le fue mal. La empresa sabía que tiene que pagar y sin más, un día dejó de hacerlo. Ellos todos los meses tienen millonarios ingresos desde Mercedes y es sabido que si uno no le paga la factura de gas inmediatamente cortan el servicios, en cambio, dejaron de pagar los impuestos y siguieron trabajando y recaudando como si nada”, agregaban por aquellos días. La multa a una entidad bancaria marca que no hay contribuyente que no esté bajo la lupa o mirada atenta del municipio. Es más, trascendió que avanzan fuertemente en intentar que una histórica empresa, que tiene actividad comercial en el partido desde la década del 90, comience a tributar en Mercedes.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre